Review Xperia XA [W Labs]

Review Xperia XA [W Labs]

Un equipo de gama media con rendimiento regular y precio premium.

Cuando Sony anunció los nuevos Xperia X, inicialmente lo hizo mostrando tres variedades. El tope de línea era el X Performance, mientras que el Xperia X (que revisamos hace poco) sería algo así como la gama media alta de la linea, dejando al final el Xperia XA como un equipo de gama media pero de estilo similar.

Después de unas semanas de uso, el Xperia XA me deja sensaciones muy encontradas, por decirlo de forma suave.

Especificaciones

Fabricante Sony
Modelo Xperia X modelo F5121
Tamaño 143.6 x 66.8 x 7.9 mm
Pantalla – IPS LCD capacitiva
– 5 pulgadas
– Resolución de 720 x 1280
– 294 píxeles por pulgada
– Multitouch
– Triluminos display
CPU MediaTek MT6755 Helio P10 (4×2.0 GHz Cortex-A53 & 4×1.0 GHz Cortex-A53)
GPU Mali-T860MP2
Sistema Operativo Android Marshmallow 6.0.1
Memoria y Almacenamiento – 16 GB, 2 GB RAM
– microSD, ampliable a 256 GB
Banda 2G GSM 850 / 900 / 1800 / 1900 – SIM 1 & SIM 2 (solo en modelo dual-SIM)
Bandas 3G HSDPA 800 / 850 / 900 / 1700(AWS) / 1900 / 2100 – F5121, F5122
Bandas 4G LTE band 1(2100), 2(1900), 3(1800), 4(1700/2100), 5(850), 7(2600), 8(900), 12(700), 17(700), 19(800), 20(800), 26(850), 28(700), 38(2600), 39(1900), 40(2300), 41(2500) – F5121, F5122
Conectividad – Wi-Fi 802.11 a/b/g/n, Bluetooth 4.1,
– A-GPS
– GLONASS,
– Micro USB 2.0
Cámara – Principal de 13 MP
– Trasera de 8 MP
– Video 1080p@30fps
Audio – Reproductor MP3/eAAC+/WAV/Flac
Peso  137 gramos
Sensores – Acelerómetro
– Compás
– Próximidad
Batería – 2300 mAh
– Carga rápida
– Modos Stamina y Ultra Stamina
Benchmarks – AnTuTu: 46993 – 3D Mark: 429

Primero, los hechos “objetivos”. El XA sigue la linea de diseño de el resto de equipos X (y el resto de equipos de Sony de los últimos años) con un diseño sencillo y bien “cuadrado”, pero no por eso menos reconocible. A estas alturas, es fácil reconocer un Xperia a simple vista y el XA no se desvía del camino de los X, obviamente quitando los elementos más premium como ser la resistencia al agua.

Aún así, el equipo se ve bien construido y firme. La pantalla ocupa prácticamente toda la cara frontal del equipo, sin bordes en la parte lateral. Y eso lo hace destacar de otros teléfonos de su misma gama, porque se trata de un look no muy común. Es liviano, quizás porque solo los bordes son metálicos; la parte trasera es de un plástico nada especial que parece ensuciarse más rápido de lo normal.

Todo lo anterior tiene que ver con lo estético y si bien no es lo principal en un teléfono, para mucha gente es clave en la elección de uno u otro modelo. En mi caso, yo privilegio el funcionamiento ante todo, siempre teniendo en cuenta la gama a la cual pertenecen los equipos.

En el caso del Xperia XA, nada es para tirar demasiados cohetes

Siendo justos, es bueno destacar que el Android 6.0 del XA trae la personalización de Sony pero no tan recargada de bloatware como es costumbre. No se si realmente metieron menos aplicaciones o si lo disfrazaron un poco, pero el Android se ve un poco menos sucio que de costumbre. Y es que Sony (y prácticamente todas las otras marcas) tienen por práctica común llenar el sistema operativo con aplicaciones propietarias que pocas veces sirven de algo más que hacer que todo corra más lento.

Nunca jamás utilizo un Android sin el launcher de Google y esta no fue la excepción, con lo que logré hacer que el XA se viera más normal que con la interfaz de Sony. Aún así, fue instalar las aplicaciones más comunes (redes sociales, benchmarks, uno que otro juego) para que las limitaciones del hardware se empezaran a notar. Igual esto es lógico considerando que se trata de un equipo de gama media, pero es imposible no pensar en otros equipos con especificaciones similares y que dan una experiencia de uso más responsiva y ágil.

Pero claro, Android limpio a estas alturas es una utopía a menos que te llames Moto.

A la larga me costó mucho acostumbrarme al uso del Xperia XA porque en general esa lentitud entorpece todo. Cambiar entre aplicaciones es más lento que lo normal. Abrir la cámara toma más tiempo de lo necesario (ya ahondaré en ese aspecto). Es complejo escribir con el teclado sin equivocarse al teclear. Y en esto no tiene que ver que mis teléfono de uso común son de gama alta y con mejores pantallas (iPhone SE y Huawei Mate 8), porque por lo general no tengo problemas con la experiencia de usuario con el Moto G del año pasado (ni hablar del de este año).

No quiero sonar increíblemente injusto pidiéndole al XA que realice las funciones de un gama alta, porque entiendo el target de este equipo. Pero con el paso de los días necesitaba volver a mi equipo de siempre.

¿Y la cámara?

La cámara es otra historia. No, no saca malas fotos, tampoco saca las mejores; simplemente, está bien para un teléfono de este rango, con algunas cosas bien interesantes como el enfoque híbrido automático, con el cual se consiguen fácilmente fotos bien llamativas. Siempre en buenas condiciones de luz, como es lo normal. Pero aún así, pude capturar algunas tomas con flash o con poca luz ambiental que no están nada mal.

El problema es que la cámara es lenta de manipular. La aplicación a veces demora en abrir. Otras veces, hay minicuelgues al presionar el obturador y que se tome la foto y se guarde en la memoria, lo que puede dar pésimos resultados si se mueve la cámara aunque sea un poco.

La batería

Y aquí llego al punto más controversial de este teléfono: la batería dura lo que es nada. Es de 2300 mAh e incluye tecnología de carga rápida. Pero así como se carga rápido, se descarga igual de rápido.

Durante una noche reposando en el velador, el equipo consumió 30% de la carga total. Al día siguiente, comencé a usarlo a las 8:30 AM de forma casi constante en 3G y con la pantalla con casi el mínimo de brillo. A las 10 AM tenía apenas el 20% de la carga, después de haber estado básicamente en Twitter y navegando con Chrome. Ni siquiera en Facebook o en aplicaciones más exigentes.

La conclusión no requiere mucha vuelta ni eufemismo: el rendimiento de la batería es pésimo.

Conclusión: No es el mejor de su rango

Pero el Xperia XA tiene otro problema mayor que los evidentes en su batería o en el rendimiento en general. Porque ello se puede entender y aceptar considerando a lo que apunta Sony con este modelo. Existe una buena variedad de teléfonos similares y con rendimientos incluso inferiores.

El caso es que ninguno de esos teléfonos en Chile cuestan CLP $329.000 (USD $494), que es el precio oficial sugerido por Sony. Sí, se puede encontrar más barato; Movistar, por dar un ejemplo, lo vende a CLP $225.000 (USD $336). Pero esos precios siguen siendo elevados cuando un teléfono de otra marca y de generación anterior entrega las mismas prestaciones o mejores.

A fin de cuentas, el XA sufre el endémico problema de Sony de hace algunos años: parece como si no supieran exactamente qué hacer con sus teléfonos. Pero como hay que sacar teléfonos a la venta igual, les ponen un nombre nuevo, tres o cuatro novedades y poco más. De la relación precio calidad mejor ni hablar.

El Xperia XA es un equipo de gama media “premium” que de eso último lo único que tiene es el precio.