¿A quién no le hubiera gustado tener el Infobar C01?

¿A quién no le hubiera gustado tener el Infobar C01?

Un teléfono japonés que combinaba perfectamente un teclado de 12 botones con una pantalla táctil de 3,2 pulgadas.

En una época en que predominaban los celulares tipo almeja (en la década de los 2000), el japonés Naoto Fukusawa, uno de los diseñadores industriales más influyentes en la tierra nipona, se resistió al boom y creó un celular con un diseño bastante innovador: tenía forma de barra de caramelo con botones que parecían sacados de un mosaico hecho con vidrio y una gama de colores inspirados en un pez característico de Japón, el Koi (Nishikigoi). Se trata del Infobar (vía The Verge).

Su nombre lo explicó el mismo diseñador en una monografía de su trabajo: “Como la función del teléfono se convertirá en solo una de las funciones de este dispositivo de información portátil y el correo electrónico, el acceso a internet, las descargas de música e imágenes digitales que se mueven serán agregadas, se decidió que un nombre adecuado para ello sería Infobar: una barra para la información, más que simplemente un teléfono”.

Posteriormente, junto a la operadora japonesa KDDI otra vez, crearon el Infobar 2, el cual sigue la misma línea del anterior pero ahora con bordes redondos y botones que no sobresalen, tal cual la curiosa descripción de Fukasawa:”Tiene forma de un caramelo cuadrado que se ha derretido en tu boca y empezó a adquirir redondez”.

Ya en el 2011, Fukusawa diseñó el A01 que integraba Android. Éste ya era similar a la tendencia de esa época: solo tres botones y una pantalla enorme. Sin embargo, a pesar de mantener el estilo y colores de los botones, ya no tenía nada que lo hiciera sobresalir del resto. Dos años después, HTC fabricó el A02 pero éste con suerte rescató los colores clásicos en el borde, porque ya ni siquiera incluía botones físicos. El año pasado lanzaron el A03 y como pueden ver rescató, al menos, la gama de colores.

Independiente de la modernidad y tendencia en la que cayó la línea Infobar en los últimos años, hubo uno que logró la mezcla perfecta entre un smartphone con una pantalla táctil de 3,2 pulgadas y un teclado de 12 teclas clásico, incluso rescatando el estilo del viejo Infobar 1 con temática Nishikigoi: El C01 lanzado en el 2012.

Lamentablemente, soporta hasta Android 2.3 solamente y ni siquiera permite acceder a la Play Store, por lo que ha quedado completamente obsoleto. Sin duda en Japón algunos lo deben seguir usando pero olvidándose del montón de aplicaciones disponibles.

En la actualidad muchos usuarios prefieren teléfonos más pequeños. A veces es mucho más útil algo compacto -que puedes manipular (y escribir) con solo una mano- que un smartphone enorme de 5.5 pulgadas que se te resbala a cada rato. No estaría mal que las compañías rescataran los modelos antiguos y diseñaran terminales con un toque más retro, ¿no?