LG G5 es uno de los teléfonos más fáciles de reparar, según iFixit

LG G5 es uno de los teléfonos más fáciles de reparar, según iFixit

El concepto modular aplica también para los componentes internos.

Uno de los grandes problemas de los nuevos smartphones es lo poco accesible que son a la hora de repararlos. Componentes pegados o de difícil acceso dificultan la tarea, dejando al usuario en la precaria situación de comprar un teléfono nuevo en caso de alguna falla. Al parecer eso no ocurrirá con el LG G5, ya que el diseño modular no solo aplica a los accesorios, sino también a sus componentes internos.

Los chicos de iFixit se dieron a la tarea de abrir el nuevo teléfono de LG para comprobar si era sencillo acceder a cada una de sus partes. El resultado ha sido favorable, siendo la batería removible uno de los grandes avances. Fuera de la carcasa de la batería, el resto del teléfono no tiene partes pegadas.

(c) iFixit

La presencia de pocos tornillos Phillips y la facilidad con la que pueden desprenderse todos los componentes le ha otorgado un 8 de 10 en la calificación final.  El G5 repite la dosis de su antecesor, el G4, que obtuvo la misma calificación, y se une a otra lista de teléfonos fáciles de reparar, como el iPhone 6S o el Nexus 5x.