KeyLemon: autentificación biométrica para Windows y OS X [FW Labs]

KeyLemon: autentificación biométrica para Windows y OS X [FW Labs]

Reconocimiento facial por cámara web gracias a un programa de computadora.

Nos esforzamos en resguardar la información que almacenamos en nuestra computadora, haciendo frente con programas que prometen maximizar la seguridad. Pero como el peligro no siempre viene de internet, el acceso a nuestro computador también debería importarnos, por lo cual se recomienda establecer una contraseña o, por lo menos, un código de acceso para iniciar sesión.

Por supuesto, la autentificación biométrica puede tener cabida para potenciar la seguridad que ofrece una simple contraseña. Algunas computadoras ya incorporan tecnología biométrica de fábrica, lo que implica un mayor costo. Valdría la pena pagar extra si se aprovecha como es debido, pero vemos que a penas con funciones como Windows Hello se está intentando.

Gracias a soluciones como KeyLemon, una simple cámara web y el micrófono integrados en una computadora pueden convertirse en hardware para reconocimiento facial y de voz, ya que el software implementa un potente algoritmo de reconocimiento biométrico que no requiere hardware especializado para trabajar con él.

Si quieres saber un poco más acerca de KeyLemon y lo que ofrece, te invitamos a continuar leyendo.

Una suite de opciones para la autentificación biométrica

Sería difícil creer que hardware especialmente diseñado para la autentificación biométrica pueda ser sustituido por un software de reconocimiento que se limita a trabajar con una cámara web común para que a partir de una imagen pueda reconocer al individuo que intenta iniciar sesión en su computadora.

Ya que los sistemas de reconocimiento biométrico no son más que aplicaciones que se valen de un algoritmo, resultará más fácil creerlo de lo que uno podría pensar, aún cuando el hardware que aprovecha es simple o antiguo. Es por eso y más que se resalta la capacidad de KeyLemon.

Este software de computadora está disponible gratis para Windows y OS X, aunque también se ofrece en modalidades de pago que obviamente incluyen más características. En la versión gratuita de KeyLemon sólo está disponible, y de manera limitada, la creación de modelos faciales, además de un plugin que se encarga de actualizar el modelo conforme a las autentificaciones diarias.

Si el usuario desea configurar más de un modelo facial, crear modelos de voz o añadir plugins para modificar la apariencia de la ventana de reconocimiento facial, fotografiar a personas no identificadas que intentaron acceder a la computadora o bloquearla si el dueño no está frente al monitor, tendrá qué pagar por alguna de las dos licencias que ofrece KeyLemon.

Como sólo nos interesa abordar las características que ofrece la versión gratuita de KeyLemon, porque es suficiente para aprovechar su tecnología de reconocimiento facial, nos concentraremos en la creación de un modelo para el rostro.

Configurar un modelo para el reconocimiento facial

Acceder a tu computadora y ver tus archivos es más fácil situándose frente a la cámara web que escribiendo una larga y quizá compleja contraseña. Mejor aún, que el usuario pueda configurar fácilmente la forma en que trabaja el reconocimiento facial, gracias a que KeyLemon ofrece una variedad de opciones para explorar.

Todas las opciones de configuración se concentran en KeyLemon Control Center, desde configurar el funcionamiento del programa y seleccionar el hardware que utilizará, hasta modificar parámetros de su comportamiento y habilitar nuevas funciones a través de los plugins.

Una de las características que nos interesan se encuentra disponible en la versión gratuita: el reconocimiento facial por cámara web. Para usar esta función se requiere configurar un modelo de reconocimiento en el cual se basará el algoritmo del software para funcionar.

Como cada persona tiene un rostro diferente, el algoritmo de KeyLemon identificará al usuario una vez que cree su modelo a través del menú Modelos faciales. La versión gratuita sólo permite crear un modelo facial, suficiente para una cuenta local, pero una desventaja para lugares con diferentes condiciones de luz.

A través de un asistente podemos configurar nuestro modelo, el cual pide posicionarnos frente a la cámara web para ser detectados y así el algoritmo de KeyLemon almacene información de nuestro rostro y lo identifique en cada inicio de sesión. Cabe mencionar que el software no funcionará si usas gafas, por lo que deberás retirarlas para crear tu modelo.

El siguiente paso sólo comprobará que el rostro configurado en el modelo facial obtenga una calificación de reconocimiento excelente, denotada por la barra de color verde.

Si experimentas un poco en el paso para comparar la calidad del modelo facial, te darás cuenta que al hacer gestos con la cara obtendrás una mala calificación, de igual manera si llevas puesto algún accesorio en el rostro.

Una vez que completes la comprobación, al final sólo tendrás que guardar el modelo con la contraseña que usas para iniciar sesión en tu computadora. Si ésta es errónea, la próxima vez que inicies sesión con el rostro te solicitará que la escribas. Posterior a ello, se recomienda verificar que la contraseña configurada en el modelo facial sea la correcta.

Si no es el caso, la siguiente vez que enciendas tu computadora podrás iniciar sesión sólamente situándote frente a la cámara web. En caso de no aparecer frente a ella durante un tiempo (1 minuto por defecto), la cámara se desactivará para ahorrar energía, así que deberás mover el señalador para reactivarla.

Como ya se mencionó antes, la versión gratuita de KeyLemon ofrece lo suficiente para disfrutar su tecnología de reconocimiento facial y maximizar la seguridad en el inicio de sesión, pero sus características están limitadas y otras sólo se encuentran disponibles en la versión de pago. Para mayor información, puedes visitar su página web oficial.

Opinar es gratis, como siempre. No olviden seguirnos y comentar en Facebook.