En resumen, Batman v Superman: Dawn of Justice no es lo que esperan

En resumen, Batman v Superman: Dawn of Justice no es lo que esperan

SIN SPOILERS: La película va a dividir a todos los espectadores, aquí una breve reseña/reflexión sobre la cinta.

Ha llegado la hora del momento inevitable para Batman v Superman: Dawn of Justice, esta película que para el momento de su estreno cumplirá casi un año enlatada, por fin se ha estrenado para que la propia audiencia tenga la última palabra.

Durante semanas han surgido distintas notas especulativas en torno a la producción pero el verdadero boom se ha vivido durante las últimas 24 horas, donde los primeros asistentes no han dudado en opinar sobre la controvertida cinta. Sitios como Rotten Tomatoes dejan en claro que la crítica odió la cinta mientras que los fans la han respaldado.

Aquí en FayerWayer tuvimos la oportunidad de asistir a la función de medianoche de Batman v Superman: Dawn of Justice, y compartiremos nuestras primeras impresiones frescas sobre la cinta, evitando caer en el terreno del spoiler, caminando entre ambos terrenos: el de los fans que esperábamos este evento desde su niñez, y bajo una perspectiva más objetiva.

DC y el reto obligado de su universo cinematográfico

(C) Warner Bros.

Cuando la primera cinta de The Avengers entró en producción para estrenarse en el año 2012 la atención se centró casi de manera inmediata sobre DC, la audiencia estaba impaciente por ver un producto similar con los héroes de la casa editora, y la respuesta confirmativa no se hizo esperar.

Pero tras el desempeño irregular de Green Lantern en 2011 y Man of Steel en 2013, todo entró al terreno de la duda. Man of Steel dividió a los seguidores de este subgénero, para unos se trataba de un reboot necesario y anhelado, mientras que para otros representó una producción emparentada con la filmografía de Michael Bay y similares, que desvirtuaba partes esenciales de la mitología del personaje.

Y es aquí donde entra Batman V. Superman: Dawn of Justice, una película de importancia crucial para el futuro del universo cinematográfico de DC, en donde  al principio se prometía adaptar una parte básica de The Dark Knight Returns para terminar revelando muchas más sagas, personajes y tramas. ¿Cuáles son nuestras primeras impresiones? a grandes rasgos son irregulares.

El problema de ser relevante

(C) Warner Bros.

ALERTA SPOILER: los siguientes párrafos contienen detalles mínimos sobre la cinta, en razón de su naturaleza es imposible no abordar algunos detalles, pero prácticamente todos ya han sido mostrados en los videos promocionales y tráilers publicados previamente por Warner Bros.

Lo más universalmente inequívoco que podemos decir sobre Batman v Superman: Dawn of Justice es que esta película es lo que Man of Steel debió ser, aunque por momentos queda la duda de que sea algo lo suficientemente consistente como para construir una franquicia del tamaño de la de Marvel.

El problema en parte es que DC trató de invertir la fórmula desarrollada con el MCU, aquí intentan partir de una cinta que reúne a un montón de héroes, para a partir de ella producir historias aisladas con cada uno, situadas en distintos momentos cronológicos. De modo que hay partes en donde el espectador se queda con la impresión de que llegó a presenciar la mitad de una historia que no le han contado antes, y por ende es difícil darle la magnitud pretendida.

Batman v Superman: Dawn of Justice se siente irregular y tarda en despegar. Los primeros 90 minutos están llenos de secuencias que pueden considerarse innecesarias, reiterativas o que ya se han visto demasiadas veces en otras cintas sobre estos personajes.

Para tener un universo que se distingue por tener villanos más complejos y atractivos que los héroes la galería de enemigos resulta poco intimidante.

Las motivaciones detrás de las maquinaciones quedan en el absoluto limbo, pero sobre todo esta cinta se siente como una secuela de Man of Steel en donde luego decidieron involucrar a Batman, para terminar optando por crear un evento masivo que fundara las bases para un universo cinematográfico.

El pastiche y ensamble es visible y pueden distinguirse las tres intenciones de película embutidas en Batman v Superman: Dawn of Justice, pero no es un desastre.

Todo el reparto da lo mejor de sí (con el material que tienen disponible), las secuencias visuales son imponentes, sobre todo en IMAX 3D, los guiños y tributos a eventos, sagas y novelas gráficas clásicas y modernas de DC están al por mayor, y los últimos 40 minutos son tan impactantes, emocionantes, efectivos y atrevidos que hacen de esta cinta una experiencia obligada.

En definitiva Wonder Woman es el factor más admirable y acertado de esta cinta, algo que habla del desbalance de la producción e historia, teniendo a Batman y Superman como elemento central, en teoría.

Batman v Superman es un producto entretenido con grandes momentos, muchas fallas que vienen arrastrando desde Man Steel y aciertos gratos como Gal Gadot, o Ben Affleck, cuya interpretación del caballero oscuro hace factible creer que merece su propia trilogía.

Aunque no resulta una experiencia integral, ya que tiene sus puntos altos y bajos, pero el último acto de la película es tan épico que casi todo lo malo queda relegado a un segundo plano.

Los siguientes días serán cruciales para el futuro de los héroes de DC. Batman v Superman: Dawn of Justice es una cinta que debe ver cualquier amante de los cómics y los filmes sobre superhéroes.

Las opiniones que producirá serán divididas, muy divididas, pero la última palabra la tendrá el tiempo y los propios espectadores.