Multec crea unas ruedas para perro de código abierto impresas en 3D

Multec crea unas ruedas para perro de código abierto impresas en 3D

Con un costo aproximado de $150 dólares esta ruedas para perro impresas en 3D se ajustan a la medida de cualquier raza.

Luisa, una perra alemana sin hogar y con una malformación congénita en sus extremidades delanteras es la flamante dueña de las primeras ruedas para perro de código abierto impresas en 3D, diseñadas por la compañía Multec para ser ajustables a cualquier raza, significando un avance altruista e importante en el ramo.

Los avances de las tecnologías de impresión en 3D no parece tener límites, durante el último año hemos visto una cantidad inimaginables de creaciones y aplicaciones para estos dispositivos, algunas rayan en lo cómico como el Pancake Bot, pero ocasionalmente surgen casos admirables donde esta innovación se pone al servicio de la naturaleza y la vida animal, creando mejores condiciones de vida para ellos.

Tenemos el caso de Derby, otro can con similar problema motriz, que lo resolvió con unas prótesis impresas, Grecia, el tucán que perdió su pico al ser atacado por unos jóvenes de Costa Rica, o Cleopatra, la tortuga que recuperó su caparazón gracias a la impresión 3D, y ahora Luisa se une a esta familia, con unas ruedas que gracias a su cualidad como open source pueden ser de acceso libre para cualquier que lo necesite:

Las ruedas para perro impresas en 3D pueden crearse sin mayor complicación descargando todo el material y el tutorial de Instructables, la gran ventaja de estas ruedas es que pueden ajustarse exactamente a las dimensiones del can y su precio resulta bastante accesible, ya que su costo total de manufactura ronda los $150 dólares.

Luisa fue la primera beneficiaria y sujeto de prueba de este genial invento, según reporta 3D Print; desde la concepción hasta la creación del modelo final pasó cerca de un año, donde su familia adoptiva y un grupo de ingenieros de Multec se dedicaron a dar vida a su invento que marca otro precedente importante en el ramo.

Si les interesa, es posible seguir la nueva y feliz vida de Luisa a través de Facebook.