Digital Foundry analiza el framerate de Project Cars en consolas

Digital Foundry analiza el framerate de Project Cars en consolas

La versiones de PS4 y Xbox One tienen algunos problemas para mantener los 60 cuadros por segundo.

Recuerdo que el año pasado pude probar una versión muy prematura de Project Cars y lo que más me “chocó” (nunca mejor dicho) fue la tasa de frames por segundo que era muy inestable. Para un juego de carreras de corte más serio, aquello es importante en cuanto a estabilidad.

La versión final de Project Cars en consolas está algo más pulida en ese aspecto, pero según el análisis de Digital Foundry, los 60 cuadros por segundo en consola están lejos de ser estables. Se alcanzan en buena parte del tiempo, sí, pero cuando entran ciertos efectos visuales, el número empieza a caer.

En el modo carrera los 60 fps se alcanzan en ambas consolas aunque con caídas -no tan grandes- dependiendo de la cantidad de autos en pantalla o los efectos de lluvia, que parecen ser el gran problema tanto en Xbox One como en PS4.

En casos más extremos, como carreras con hasta 45 autos y lluvia, los bajones son más evidentes en general. Ambas consolas sufren caídas de framerate aunque en el caso de PS4 son menos pronunciados que en Xbox One.

Digital Foundry indica también que algunos efectos visuales se pueden desactivar a gusto del usuario -algo que no es muy común en juegos de consola- pero que aún así la ganancia en términos de framerate no es tan grande como para apagarlos todos. Como siempre, la recomendación es leer el artículo original en inglés.