La Estación Espacial Internacional detectó un exceso de rayos cósmicos

La Estación Espacial Internacional detectó un exceso de rayos cósmicos

El exceso de rayos podría ser un problema para la teoría más aceptada respecto al origen de estas partículas.

Una medición nueva de rayos cósmicos ha complicado las cosas para la teoría que intentaba explicar su origen. El censo se llevó acabo en el espacio utilizando un detector especial y puso en un momento crítico a la teoría de la onda de choque. Esta teoría intenta explicar las las miles de partículas que nos bombardean cada día como un producto de supernovas.

La cosa va así: Una supernova arroja una onda de choque con millones de partículas cargadas que, eventualmente, nos llegan. De ser así, habría una caída en la cantidad de partículas mientras la energía aumenta, hasta llegar a los cientos de millones de electronvoltios (eV). Pero en las mediciones encontraron un drástico cambio en la tasa de partículas qué llegan.

La medición fue hecha por el Alpha Magnetic Spectrometer en la Estación Espacial Internacional, enviado y colocado en 2011. El análisis incluyó cerca de 300 millones de protones y 50 millones de núcleos de helio. Este se hizo con la expresa intención de corroborar datos de otros experimentos que no alcanzan el nivel de precisión que los instrumentos de la Estación Espacial Internacional.

Ahora, con los datos que tenemos y los cálculos que podemos hacer, es posible explicar el porqué sucede este cambio tan repentino: Hay una fuente de rayos cósmicos qué no hemos considerado. El telescopio Fermi ha encontrado evidencia de los rayos de supernova y ha ayudado a proponer qué los núcleos galácticos activos son otra de las fuentes de estos rayos. También podrían proceder de cuásares, y sabemos que otra fuente es la Nebulosa del Cangrejo. ¿Cuál será la nueva fuente?