Rusia exigirá almacenar datos personales en su territorio

Rusia exigirá almacenar datos personales en su territorio

La propuesta fue aprobada por una de las cámaras del Congreso ruso.

Luego de que Edward Snowden revelara las conductas de vigilancia masiva del gobierno de Estados Unidos, una de las más fuertes reacciones de un jefe de Estado -una jefa, en este caso- provino de Brasil. Dilma Rousseff pronunció un duro discurso ante el Consejo General de la ONU y empujó por darle a Brasil un papel protagónico en los temas de gobernanza de Internet, lo que condujo a la realización de NETmundial.

Otra idea que se le ocurrió a Rousseff fue exigir que los datos personales de los brasileños fueran almacenados en Brasil por las empresas de tecnología que los utilizaran. Las críticas no se hicieron esperar ya que, además de contribuir a la fragmentación -o balcanización- de Internet, la presidenta brasileña coqueteaba con la idea de crear un organismo intergubernamental para regular Internet.

Para bien de muchos, Brasil abandonó la idea del almacenamiento de datos en territorio propio. Sin embargo, Rusia la ha retomado y está avanzando para aplicarla, de acuerdo con Engadget. El sitio reporta que la Duma Estatal -una de las cámaras del Congreso ruso- ha aprobado una ley en la materia que, de ser finalmente aprobada, entrará en vigor en septiembre de 2016.

Al recopilar datos personales, incluso a través de la red de información y telecomunicaciones Internet, el operador está obligado a proporcionar un registro, sistematización, acumulación, almacenamiento y recuperación de los datos personales de los ciudadanos de la Federación Rusa de bases de datos situadas en el territorio de la Federación Rusa.

Las implicaciones del ordenamiento son importantes desde diversos ángulos. Muchos servicios de cloud computing basan su funcionamiento en servidores ubicados en diversos puntos del planeta, por lo que cumplir con ordenamientos como el propuesto por Rusia puede volver ineficaz o más costoso su funcionamiento.

Por otra parte, uno de los pretextos preferidos de los gobiernos para intervenir de esta forma en Internet es la seguridad nacional. Basta con recordar que la Duma Estatal también aprobó en abril una ley que convirtió en ilegal el blogging anónimo, además de exigir veracidad en los contenidos publicados.