Cines de Reino Unido prohiben el uso de Google Glass

Cines de Reino Unido prohiben el uso de Google Glass

La Asociación de Exhibidores de Cine pedirá a los usuarios que se quiten las gafas para evitar que se graben películas de modo clandestino

Luego de aterrizar en el Reino Unido de manera oficial, Google Glass ya enfrenta su primera prohibición: los cines. La Asociación de Exhibidores de Cine decidió banear las gafas de Google argumentando que podrían usarse para piratear películas.

De acuerdo a Phil Clapp, gerente de la asociación, los cines pedirán a los usuarios que se quiten las gafas dentro del recinto por el temor de grabar una película que después terminaría en el mercado ilegal. Curiosamente para esto se requeriría que al menos dos personas que trabajaran de modo sincronizado ya que la batería de Glass se agota luego de 45 minutos de grabación.

Google ha respondido a esta prohibición sugiriendo a los cines que traten a Glass del mismo modo que los teléfonos móviles, pidiéndole a los usuarios que los apaguen antes que inicie la película. De acuerdo a Google, el hecho que Glass se ilumine cada vez que se activa lo convierte en un terrible dispositivo de vigilancia así que no debería haber temor de grabaciones clandestinas.

La llegada de Glass al Reino Unido ha planteado diversos retos en términos de privacidad. Sumado a los cines, los hospitales también pedirán a los usuarios que se quiten las gafas con tal de proteger la privacidad de los pacientes. En los teatros se evalúa qué clase de implicaciones tendrá con el público, los actores y el equipo creativo.

Google Glass está disponible desde la semana pasada en ese territorio a un precio de GBP $1.000 .