Rusia y EE.UU. tienen en vilo el futuro de la Estación Espacial Internacional

Rusia y EE.UU. tienen en vilo el futuro de la Estación Espacial Internacional

Rusia anuncia que vetará la propuesta de EE.UU de ampliar la vida de la ISS hasta 2024.

Las relaciones entre los EE.UU y Rusia no han sido muy cordiales, basta recordar ese divertido periodo conocido como “guerra fría” y la teoría del loco en la que Nixon basó toda su administración, el asilo temporal que Rusia le dio a Snowden y actualmente la crisis de Crimea.

Hace un par de semanas la NASA anunció, citando como razón la “violación de la soberanía y la integridad territorial de Ucrania” que se terminaría todo contacto con el gobierno Ruso. Entre ellos viajes, teleconferencias y visitas de oficiales a las instalaciones de la NASA.

La respuesta de Rusia no se hizo esperar y llegó de la mano de Dmitry Rogozin quien invitó a a la NASA llevar a sus astronautas a la Estación Espacial Internacional (ISS) “usando un trampolín”. Las críticas no tardaron en llegar y se acusó a la NASA de utilizar la crisis de Crimea como un pretexto para conseguir aumentar sus fondos.

El bloqueo no incluía el proyecto de la ISS, que le cuesta a  EE.UU 60 Millones de dólares por astronauta enviado a la estación. Pero hoy, el mismo Rogozin, ha respondido anunciando que Rusia vetará la petición de los EE.UU de prolongar el uso de la ISS hasta después de 2020, además de prohibir el uso de cohetes rusos para la colocación de satélites militares. 

Washington quería mantener la estación en funcionamiento por lo menos hasta 2024. Esta declaración rusa sobre el proyecto conjunto que habría señalado el fin de la carrera espacial demuestra el gran daño que le han hecho a las relaciones entre los americanos y los rusos la anexión de Crimea.

Pero el comentario más intrigante de Rogozin fue su sugerencia que la ISS puede seguir funcionando sin el apoyo de los EE.UU. “El segmento ruso puede continuar operando independientemente del americano. El Americano no puede”. Mientras tanto la NASA sigue trabajando y espera poder llevar astronautas a la estación en el año 2017.