Amazon entra en conflicto con casa editorial y se niega a vender algunos libros

Amazon entra en conflicto con casa editorial y se niega a vender algunos libros

Los trabajos publicados por Hachette cuestan más caro, se retrasan sus entregas, o sencillamente no se venden.

Desde hace un rato, Amazon está envuelta en una disputa particular por la casa editorial Hachette en Estados Unidos, a raíz de ciertos contratos que llevan bastante tiempo en negociación y que todavía no se han podido cerrar. Y para demostrar que Amazon tiene el control de la situación, nada mejor que un boicot contra todos los libros de la editorial.

En la práctica, esto significa que los libros de Hachette no tienen descuentos, en ciertos formatos se hacen imposibles de comprar, o simplemente se le sugiere con insistencia a los usuarios que compren títulos de otras editoriales sobre temas similares. Y por esas casualidades, quienes han logrado comprar libros han sufrido con demoras exageradas en los plazos de entrega.

A Amazon parece no importarle la popularidad de los autores. Uno de los casos más emblemáticos es el del último trabajo de J.K. Rowling, que se puede adquirir solo en versión audio y que cuesta varias veces lo que la edición de bolsillo. El libro todavía no se estrena, pero quienes quieran adquirirlo por anticipado simplemente no pueden en la tienda en línea.

En general Amazon recurre a esta táctica como medida de presión cuando quiere hacer las cosas a su manera. Obviamente, su posición ventajosa hace que quienes estén contra ellos tengan un problema bastante más grande que Amazon no vendiendo sus productos; hace algunos años, hubo una disputa similar contra otra editorial (Macmillan) que se quejó por los precios de sus libros en versión electrónica. Por un tiempo, los libros de Macmillan tampoco se vendieron.

Varios autores ya han alzado la voz por la situación, esperando que las autoridades hagan algo para solucionar el problema. Sin embargo, hasta la fecha nadie en los organismos de justicia parece tener mucho interés en, al menos, darle una reprimenda a Amazon.