¿Un FLISOL de Microsoft en México?

¿Un FLISOL de Microsoft en México?

La comunidad mexicana de software libre se divide ante la posibilidad de que Microsoft organice un FLISOL.

Microsoft Open está organizando en México una sede del Festival Latinoamericano de Instalación de Software Libre (FLISOL), una iniciativa promovida en distintas ciudades del continente por voluntarios y voluntarias con el fin de promover un mayor uso de dicho software.

Aunque muchas de las ediciones se han orientado hacia contenidos especializados en programación de software libre sobre su fin de instalarlo en más equipos y se basa principalmente en entornos escolares, no me dejó de sorprender que la declarada cientos de veces como enemiga del software libre (la segunda después de Apple según Richard Stallman) tuviera la iniciativa de organizar un festival que tiene como objetivo la difusión de una serie de productos culturales opuestos a la principal fuente de ingresos de la compañía: el software privativo.

FLISOL, por su parte, es una iniciativa hecha más con entusiasmo que con presupuesto y que es un referente para la comunidad del software libre en muchos países latinoamericanos. Este año se realizará en al menos diez sedes de México, y además de un programa de charlas y talleres, su esencia se basa en el denominado InstallFest, un espacio para que el ciudadano de a pie pueda llevar su equipo a que le sea instalado software libre. En 2013 se realizó en 260 ciudades y 20 países de Latinoamérica.

¿Cual sería el interés de dicho corporativo de organizar un FLISOL? Claudio Morales, promotor del evento, comentó en la lista pública del festival en México que:

[Microsoft busca] “mostrar cómo mejorar la experiencia del uso de software libre con los que usen software de Microsoft. Adicionalmente mostrará Microsoft las alternativas de cómputo en la nube para trabajar con software libre, el resto de conferencias se tratan del uso de software libre por exponentes del mundo del software libre” (sic).

En resumidas cuentas, nada que ver con los fines para los que fue creado el festival. Es notable la tendencia hacia temas de interoperabilidad entre estándares libres y privativos del lado de la empresa; y la promoción de Azure, la solución para la nube igualmente privativa de Microsoft.

No se habla de un festival de instalación o de que Microsoft tenga un trabajo proclive hacia estándares que históricamente le serían opuestos. Claudio ha comentado que “es la oportunidad de empezar a generar un cambio dentro de una empresa que está dispuesta a escucharnos”.

¿Tolerará la comunidad del software libre esta nueva modalidad de FLISOL, incluyendo a un actor que por años ha sido su antagonista? Es un tema que permanece en discusión y que, al menos hasta el día en que fue redactada esta nota, sigue promocionándose como un evento que se realizará en las oficinas de Microsoft en la Ciudad de México.

Actualización (10/03): Microsoft Open señaló que el evento dejó de promoverse “desde el momento que se iniciaron las pláticas en la lista de correos” (7 de marzo). Así mismo, indican que “se llegó al acuerdo de no promover el evento [y] de nuestra parte cambiamos las cabezas de las redes sociales para contribuir a un dialogo cordial.”

Aclaran que “todas nuestras publicaciones en redes sociales no hacen mención al evento para contribuir a un dialogo con la comunidad.” La publicidad del evento no ha sido retirada de Facebook como parte de las políticas de comunicación de la empresa, pero no hay promoción activa de éste.

Por vía privada, Microsoft Open también comentó que esperarán a que terminen las discusiones con la comunidad para comunicar las acciones que tomarán, derivadas del debate con los grupos organizadores de FLISOL. – Pepe Flores