Operadoras vuelven a insistir en cobrar a aplicaciones por gran uso de su red

Operadoras vuelven a insistir en cobrar a aplicaciones por gran uso de su red

Las operadoras vuelven a quejarse sobre el uso de aplicaciones que interfieren con sus negocios.

Hay algunas operadoras que simplemente harán lo que esté en su mano para evitar la neutralidad en la red y que busquen cualquier mínimo atisbo de “abuso” por parte de una aplicación o servicio para quejarse.

Tan solo estamos a unos días en el que Internet ha perdido una de las batallas por la neutralidad de la red, un caso muy similar al que algunas operadoras, en este caso dos Españolas, querrían para ellos. La operadora Comcast logró que Netflix les pagase para evitar que su servicio fuese más lento de lo normal bajo su red. Sí. Comcast violó la neutralidad de la red ante el gran tráfico que Netflix causaba en sus redes porque clientes de Netflix y por consiguiente, también de Comcast, están haciendo un uso del streaming de vídeo.

Ahora cambiemos Comcast por Telefónica o por Yoigo. Cambia Netflix por, por ejemplo Skype o WhatsApp. Obtenemos la misma mezcla explosiva.

El Consejero Delegado de Telefónica, César Alierta, ha vuelto a arremeter contra los servicios que usan su red. Pero esta vez no está solo, en el marco del Mobile World Congress, el CEO de Yoigo también ha hecho unas declaraciones similares en una entrevista en Genbeta. Estas dos operadoras, también se habla que el tono de Vodafone era similar durante la feria, es que no creen que sea justo que ellos pongan la red y otros se aprovechen de ella.

[…] no puede ser que el operador pague las redes, el terminal, el mercado para vender ese aplicación (que también es gratuito) para que después lo que valga 19.000 millones sea la empresa de Operadores Over the Top.

Las grandes operadoras tiene todo el derecho a estar enfadadas con aplicaciones como Skype o WhatsApp, es normal, Skype les quita un negocio de llamadas, WhatsApp prácticamente ha eliminado el negocio de los SMS en cualquier operadora. No les pagan un céntimo por usar su red, aunque ellos estén cobrando al usuario, que a su vez está pagando la línea de datos.

El usuario, ese elemento en el que las operadoras se escudan para hacer cualquier cosa, desde aumentar sus redes para tener mejor servicio y por lo tanto, mantenerte como cliente hasta luchar contra las aplicaciones que usas porque su negocio se hace más pequeño. Que WhatsApp anunciase que va a ofrecer llamadas de audio gratuitas no ayuda a que los ánimos estén más calmados, pero la reacción de las grandes operadoras es desmesurada e irracional.

Ese mismo usuario es el que paga su tarifa de datos y de voz, también es el que paga el terminal que la operadora bien le ofrece en pagos fraccionados o que a la larga, con el uso de la red, está pagando de más. También es el que paga la aplicación directamente comprándola o indirectamente con sus datos o publicidad.

Lo que las operadoras quieren hacer es que las aplicaciones que usan mucho tráfico acaben pagando un nuevo “canon” que les de derecho al uso de la red, por tanto dar servicio a los clientes de la operadora.

Del SMS al VoIP: las operadoras no innovan

Este ha sido uno de los grandes problemas de las operadoras, la falta de innovación. Seguramente el gran tamaño de estas empresas les obliga a ir a un paso incapaz de competir con la flexibilidad que una startup puede ofrecer. Por eso WhatsApp tomó por sorpresa a todas las operadoras en muchos países, de la misma forma que Viber o incluso Skype.

A WhatsApp se la considera como la aplicación que mató el SMS, una plataforma de mensajería completamente global que las operadoras pudieron usar para competir contra ellas. ¿Cómo? Ofreciendo SMS gratis como muchas de las operadoras en EE.UU., pero en cambio, decidieron mantener el negocio de los SMS cobrando grandes cantidades de dinero por el envío de 140 caracteres de móvil a móvil.

El VoIP ha tenido el mismo problema. Aplicaciones que permiten llamar de usuario a usuario de forma gratuita mediante la red de datos de una operadora. Esto ha provocado grandes problemas en las operadoras, cuya única reacción ha sido el bloqueo de estas aplicaciones. Ninguna operadora apostó por lanzar una aplicación que permita hacer llamadas a excepción de Telefónica con la fallecida Tu Me.

¿Es el papel de las operadoras ofrecer servicios de mensajería básicos a sus usuarios? Sí. ¿Es el papel de las operadoras restringir sus redes a las aplicaciones que ellos consideran abusan de su red? Definitivamente no. Bajo esa premisa, las operadoras como responsables de las redes, declaran que la neutralidad de la red no debería existir y eso, como usuarios y clientes, es lo peor que nos podría pasar.