[metroimage ids=”38-257952,38-257957,38-257962,38-257965,38-257968,38-257970,38-257972,38-257976,38-257979,38-257982,38-257986,38-257989,38-257992,38-257995,38-258000,38-258004,38-258007,38-258010,38-258013,38-258016″ imagesize=”large”]

Review Surface Pro [FW Labs]

Analizamos Microsoft Surface Pro, la combinación entre tablet y PC con Windows 8.

Este es una reseña que llevaba tiempo queriendo hacer. Con bastante retraso, el pasado 31 de mayo llegó a las tiendas Españolas la nueva Tablet de Microsoft, Surface Pro, una Tablet con Windows 8 que puede ejecutar aplicaciones tradicionales, con un procesador Intel Core i5 y con una pantalla especialmente diseñada para poder usar un lápiz que tiene tecnología Wacom. Todo esto metido en un dispositivo con el mismo tamaño de pantalla que Surface RT, de 10.6 pulgadas, pero que al contrario que su compañera, es más pesada y gruesa.

Microsoft se dedica al hardware, ya no hace solo videoconsolas, hace tiempo que dejó de hacer reproductores (¡no nos olvidemos jamás de Zune!), ahora hace tablets, y muy buenas.

Lo primero que tenemos que entender sobre Surface Pro es quizá el paradigma personal al que se enfrenta. ¿Es una Tablet pero también un convertible? ¿Usa Windows 8 que tiene aplicaciones “Metro” pero también escritorio tradicional? ¿Es para un profesional o lo puede usar cualquier persona? ¿Merece realmente la pena por su precio? Vamos a intentar contestar a estas preguntas con este análisis.

Especificaciones

  • Pantalla: 10.6 pulgadas ClearType FullHD (1920 x 1080 píxeles), 10 puntos de presión
  • Almacenamiento: 64 GB / 128GB
  • SO: Windows 8 Pro
  • CPU: Intel Core i5
  • Gráficos: Intel HD Graphics 4000
  • RAM: 4 GB
  • Conectividad: Wi-Fi 802.11n, Bluetooth 4.0, microSD, conexión auriculares de 3.5mm, entrada de vídeo mini DisplayPort, USB 3.0
  • AV: dos cámaras “720p HD LifeCam”, micrófono
  • Batería: 42 Wh, capacidad desconocida
  • Sensores: Luz ambienta, acelerómetro, giroscopio, brújula digital
  • Lápiz para escritura y dibujo

Diseño

Sin lugar a duda, Surface Pro, como Surface RT, para mi tienen uno de los mejores diseños en tablets que hemos visto, siempre y cuando piensas que esta Tablet es algo excepcional y lo comparamos con el resto de dispositivos similares con Windows.

Su fabricación en el material VaporMG lo hace muy resistente, ¡pero mucho! Un pequeño altercado con la torpeza y con un marco de una puerta de madera dio como resultado un pequeño arañazo en la puerta, pero ni un rasguño en Surface Pro. Es ese nivel de dureza, no podemos decir que sea indestructible, pero desde luego, el material de Surface Pro se nota exactamente como su nombre, “pro”.

Nos encontramos en la parte trasera con su famosa bisagra que permite poner en vertical Surface Pro, pero que al tener tan solo un tope, la posición de Surface Pro referente a nuestra vista es algo incómoda. Esto es algo que pasa en la familia Surface por igual. Si por ejemplo estás usándola en tu mesa de trabajo con que te retires un poco es suficiente para ver toda la pantalla y no tener que forzar ni una vértebra, pero cuando tienes un espacio reducido, como en un avión donde la mesa suele estar más baja que una mesa de trabajo, el ángulo de visión es algo duro y automáticamente te sientes en la necesidad de curvarte para poder ver mejor la pantalla. ¿Es un defecto de diseño? Es una cualidad de diseño, defecto dependiendo de la situación.

Los buenos detalles de diseño están por todos lados, con por ejemplo sus cámaras, que aunque no son de buena calidad, tienen un cierto ángulo para que la visión sea más ajustada a una posición real, no directamente puestas verticalmente al chasis.

Tan solo tiene un puerto USB 3.0, pero la realidad es que no lo vas a echar de menos en la mayoría de las veces. Teniendo una gran variedad de teclados y ratones Bluetooth o simplemente usando una de sus cubiertas con teclado que incluyen un trackpad, el USB simplemente lo usarás eventualmente para conectar alguna memoria USB, aunque el acceso a Skydrive o Dropbox que tiene Windows 8 hacen cada día más innecesario este uso.

En el perfil derecho de Surface Pro nos encontramos con varios elementos, una entrada para tarjetas microSD, el conector del cargador y una conexión para vídeo en alta definición. El nivel de detalle de Microsoft a este producto llega hasta el punto de que el lápiz digital que se usa con esta Tablet, se conecta magnéticamente al mismo puerto, así es mucho más sencillo poder llevarlo a cualquier parte sin tener que olvidarte del lápiz. Eso si, esto no hace que sea una solución perfecta, al ser magnético es relativamente fácil que si se “tropieza” con otra cosa, el lápiz se caiga.

Pantalla

La pantalla de Surface Pro es espectacular, aunque seguramente no de las mejores pantallas que puedes encontrar ahora mismo. La alta densidad de píxeles está asegurada, en un tamaño de 10.6 pulgadas nos encontramos una resolución de 1920×1080 píxeles, lo que hace que la nueva interfaz de Windows se vea a todo detalle, pero nos encontramos con el infame problema de Windows y este tipo de pantallas.

Encontrarás que las aplicaciones Metro se ven genial, prácticamente no podrás distinguir los píxeles del texto. Cuando estás en el modo escritorio empiezan los problemas. Los elementos de Windows en el escritorio están adaptados a este tipo de pantallas, sin duda, pero en cuanto te mueves a cualquier otra aplicación de escritorio verás que las aplicaciones por defecto, se expanden y crean una extraño efecto de alargamiento, por una falta de resolución. No existen aplicaciones para el escritorio de Windows 8 que estén adaptadas, o por lo menos hemos sido incapaces de encontrarlas. Microsoft provee de una forma para hacer que las aplicaciones se vean bien, y es desactivar la adaptación de resolución. No es una solución, lo único que harás es que las ventanas y todos sus elementos se vean más pequeños, haciendo que en muchas ocasiones sea inusable.

A nivel táctil la respuesta es bastante buena. Técnicamente la pantalla es capaz de identificar hasta diez puntos de presión, que entendemos son los diez dedos de tus manos. Pero además, el calibrado de la pantalla es excepcional. Cuando dibujas líneas de una esquina a otra usando tu dedo con una aplicación de dibujo, se comprueba como apenas existen desviaciones de por donde realmente ha pasado el dedo.

Esto se debe a la  participación de Wacom en el desarrollo del lápiz y del driver para la pantalla táctil, que lo hace mucho más sensible a la presión y a las direcciones del punto de presión.

Experiencia de uso

¿Surface Pro es una tablet para el profesional o para cualquier persona? Esta es seguramente una de las preguntas a las que en Microsoft se tienen que enfrentar para poder categorizar esta Tablet. Teniendo en cuenta la gran diferencia frente a Surface Pro erradica en que tienes el escritorio tradicional y más potencia para poder mover sus aplicaciones, diría que Surface esta Tablet está enfocada a un rango de personas muy definidas.

Tal y como lo veo, el beneficio de Surface Pro es tener el escritorio y ejecutar muchas de las aplicaciones que normalmente usas en otro PC. Por ejemplo Spotify, que no está disponible para la versión RT. Pero también mucha aplicaciones profesionales que necesitan del viejo escritorio para funcionar. Incluimos también los juegos.

Para un profesional en movilidad cuyas herramientas de trabajo sean Office, lo cierto es que no tiene mucho sentido, Surface RT ya tiene Office integrado, aunque la verdad es que aquí el procesador Intel Core i5 hace bastante y el funcionamiento es mucho mejor. Pero si tu trabajo requiere instalar algunas aplicaciones propietarias, seguramente esta sea la mejor solución.

En el caso de artistas digitales, aquí podemos decir que definitivamente este es un producto que a muchos os va a enamorar. La precisión del lápiz y de la pantalla hace que dibujar sea una delicia. Aplicaciones Sketchbook Pro funcionan sin problemas.

El diseñador o el programador puede encontrar en Surface Pro una buena herramienta de trabajo. No es que sea más ligera que un ultrabook, pero sin duda ofrece cualidades como tamaño y potencia que algunos ultrabooks no ofrecen.

Rendimiento

El rendimiento de Surface Pro es excepcional cuando estamos en aplicaciones “Metro”, cuando pasamos al modo escritorio la realidad es que la experiencia es más de lo mismo, las aplicaciones se abren rápido, podemos tener muchas pestañas abiertas, ejecutar vídeos en Full HD.

Nos encontramos un problema cuando tenemos que usar aplicaciones que requieran bastante más que una gráfica integrada con el procesador. A modo de prueba hemos instalado el último Need For Speed: Most Wanter y ha sido imposible jugar con el a una resolución aceptable, y teniendo en cuenta que no es uno de los últimos juegos que más requisitos necesiten, no es una buena señal. Si es cierto que otros juegos, como por ejemplo Counter Strike: Source funcionan, aunque no es para nada el dispositivo para un amante de los juegos.

Algunos resultados con diferentes aplicaciones de benchmarks:

  • Geekbench: 4275
  • Cinebench OpenGL: 6,66fps
  • Cinebench CPU: 2,35 pts
  • 3DMARK Ice Storm: 18100
  • 3DMARK Cloud Gate: 1801
  • 3DMARK Fire Strike: 180

Donde ha destacado y con diferencia Surface Pro es en la prueba de la memoria SSD, que tiene una muy buena puntuación.

Batería

Una de las  cuestiones que debes hacerte al comprar cualquier dispositivo de este tipo es la duración de la batería. Teniendo en cuenta las características técnicas, sobre todo el procesador Core i5 que tiene, la batería hace un gran esfuerzo, pero a las pruebas sometidas, sigue teniendo una vida útil bastante limitada.

Con un uso normal de navegación, escuchar música mediante Xbox Music o vía Spotify, con algunas aplicaciones Metro usándose a la vez que por ejemplo Chrome o Internet Explorer, con un uso muy moderado del vídeo (YouTube, por defecto), la vida normal de la batería oscila entre las tres y las cuatro horas.

Evidentemente depende del uso que le des, del número de aplicaciones abiertas, del nivel de brillo de la pantalla… Las variables de uso de la batería son demasiadas como para hacer pruebas de todo tipo de usuarios, pero a la hora de comprar esta tablet tienes que saberlo, la vida de la batería entre carga y carga es bastante mala. Si comparamos con otras tablets del mercado, no suelen bajar de las seis horas en un uso intensivo.

Un detalle para la batería es su cargador. Incluye un detalle tremendamente útil, de los que no entiendes como es posible que nadie más lo use. El transformador del cable para recargar la batería, que no es muy grande, incluye un puerto USB para poder recargar a la vez un smartphone.

Pequeño pero gran detalle por parte de Microsoft.

Conclusión

Hemos usado para esta reseña una Surface Pro de 128 GB, que ahora mismo en España cuesta 979 euros. El uso de Surface Pro me ha sorprendido, bastante más de lo que me esperaba. Me quedé muy contento con el uso y como se comportaba Surface RT y aunque para mi tener un escritorio tradicional de Windows no es un motivo de compra, entiendo perfectamente que para el resto de usuarios de Windows lo sea.

Surface Pro es una tablet y un PC, son las dos cosas en un dispositivo. La excelente ejecución de la pantalla sumado al nivel de detalle de diseño y de sus elementos, la convierten en la mejor tablet/PC del mercado ahora mismo. Tiene algunos problemas como la vida de la batería, la bisagra trasera que no se puede ajustar o su peso y grosor, pero como primera generación de una tablet, Microsoft ha hecho un buen trabajo.

Lo que no estoy tan seguro es que con un precio de casi mil euros en el mercado español, teniendo ultrabooks que rozan este precio, sea una opción para un gran público. No podemos si no esperar que para la siguiente generación, Microsoft arregle los fallos y potencie sus puntos positivos.

Lo imperdible

  • Excelente pantalla
  • Muy buena rendimiento de hardware
  • Perfecta combinación entre tablet y PC

Lo impresentable

  • Vida de batería
  • Peso y grosor
  • El procesador se calienta demasiado

Nota: Esta Surface Pro ha sido cedida por Microsoft España y su agencia de comunicación como unidad de análisis.