Obama se despide del plan para volver a la Luna

Obama se despide del plan para volver a la Luna

Tal como se había rumoreado, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, decidió deshacerse del plan de la NASA para volver a llevar a un hombre a la Luna. El mandatario presentó hoy el presupuesto de la nación para el año fiscal que termina el 30 de Septiembre de 2011, y que debe ser discutido y aprobado por el Congreso, donde se elimina el plan Constellation.

La NASA ha estado trabajando por años en un plan para reemplazar a los transbordadores espaciales, que se jubilarán este año después de completar 5 misiones que buscan terminar la construcción de la Estación Espacial Internacional, que se trabaja en colaboración con 16 países.

El programa Constellation, que intentaba reemplazar a los transbordadores y de paso volver a poner a un hombre en la Luna en 2020 será cancelado y los fondos que se habían presupuestado serán destinados a investigación y preparaciones para una eventual misión humana a Marte.

La NASA recibe actualmente US$18.000 millones al año, y para mantener el programa necesitaría US$3.000 millones anuales más. Parte del programa Constellation es la construcción de la cápsula Orion, que montada sobre el cohete Ares I permitiría el transporte de los astronautas a distintos destinos en el espacio.

El presupuesto de Obama termina con este plan, dejando la construcción abandonada y a Estados Unidos sin transporte espacial.

La alternativa que se ha propuesto es que el gobierno traspase el transporte espacial al sector privado, haciendo que la NASA compre boletos para que sus astronautas y la carga sean transportados (un sistema al que también se ha llamado de “taxis”). Actualmente, Estados Unidos ya hace algo parecido y paga US$50 millones por un asiento a Rusia para que lleve a uno de sus astronautas a la Estación Espacial.

Por un lado, se ha dicho que este recorte hará que Estados Unidos retroceda en los avances espaciales, y que el país deje de ser un jugador importante en los vuelos espaciales en el futuro cercano. Sin embargo, los motivos económicos parecen ser más fuertes.

En el mismo presupuesto, Obama ha previsto que el déficit fiscal aumentará US$100.000 millones en 2011, llegando a niveles de la posguerra, a US$1,56 billones (1.560.000.000.000), o 10,6% de la economía del país. El déficit se ha mantenido alto debido a las medidas que se han tomado contra la crisis económica, como recortes de impuestos y empleos de emergencia.

Sin embargo, en los próximos años el plan es ir haciéndolo bajar, por lo que se han recortado todos los gastos “innecesarios” o que simplemente no pueden costearse en este momento, incluyendo al plan lunar.

Links:
Obama axes NASA moon plan in new budget (Reuters)
Barack Obama to drop NASA moon mission in budget cutbacks (The Guardian)
Deficit to Grow US$100 Billion Under New Obama Budget (NYTimes)