México: Se rechaza impuesto de 3% a Internet [Actualizado]

Originalmente la Comisión de Hacienda en la Cámara de Diputados de México había aprobado un Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) del 3% a las telecomunicaciones e Internet. Este nuevo gravamen tuvo una fuerte respuesta por parte de los mexicanos originando un movimiento en Twitter llamado #internetnecesario que logró, en principio, reunir a senadores para discutir las repercusiones de aumentar el impuesto a Internet en un país como México.

La presión ejercida ha rendido sus frutos. El senador Francisco Castellón Fonseca, presidente de la Comisión de Ciencia y Tecnología, fue uno de los opositores más fuertes del nuevo impuesto. Fue así que el senado dio marcha atrás, exentando los servicios de Internet, más no así al resto de las telecomunicaciones como la telefonía celular y la televisión de paga.

Esto quiere decir que el Internet en sus diferentes sabores (línea dedicada, banda ancha, internet móvil y domiciliario) no aumentarán de precio debido a nuevos impuestos y demuestra, para sorpresa de miles de mexicanos, que el Internet organizado por medio de una red social puede hacer una importante diferencia. Que quede como testimonio que la participación ciudadana tiene voz y voto, y que la web es un medio muy poderoso para organizar y unir fuerzas para un bien común.

[Actualización] Gracias a los comentarios, es que entre líneas se esconde una verdad muy cruda. No se cobrará un 3% a Internet, siempre y cuando este se facture por separado y no exceda del 30% del total de nuestros servicios de telecomunicaciones contratados. De facturar Internet dentro de un paquete de servicios (los famosos combos), como la gran mayoría de nosotros lo hacemos, el impuesto aplica con todo y el #internetnecesario.

Esta cláusula hace que la gran mayoría de los mexicanos tengamos que pagar el nuevo impuesto. Solo algunos pocos quedarán libres si es que tienen el servicio de Internet por separado (como en mi caso que tengo BAM de Iusacell y nada más).

Sin embargo, quedo obligado a consumir más de los otros servicios de telecomunicaciones para no excederme del 30% ya mencionado. Total que fin de cuentas, todos terminaremos pagando más ya sea de una u otra manera. Políticos, al fin y al cabo.

Link: Triunfo “twittero” sobre los impuestos (BBC Mundo)