La Corte Suprema de Estados Unidos entraría a dirimir los inventos que son patentables

La Corte Suprema de Estados Unidos entraría a dirimir los inventos que son patentables

por

(cc) dbking

El tema de las patentes en los Estados Unidos ha vuelto a estar en el tapete debido a la revisión que la Corte Suprema está realizando sobre el caso de Bernard Bilski y Rand A. Warsaw, quienes buscan patentar un método de cobertura de los riesgos en el comercio de materias primas.

La patente en cuestión fue rechazada en una primera instancia por la Oficina de Patentes y Marcas de ese país, cuya decisión fue confirmada por el Tribunal de Apelaciones de los Estados Unidos.

Lo que no esperaban los señores Bilski y Warsaw era que su idea de patente no tuviese muy buena acogida al interior de la corte, la que se ha mostrado un tanto despectiva ante los argumentos que se han planteado a favor de otorgarla.

Según los integrantes de este órgano jurisdiccional, para que un método de negocio sea patentable debe estar atado a una determinada máquina o aparato, o transformar un artículo en particular en una cosa o estado diferente. De hecho varios jueces se han mostrado en desacuerdo con las patentes de estrategias financieras, gestión del riesgo o métodos de enseñanza; los que han sido contrastados con inventos como el teléfono o el código Morse.

Para el juez Stephen Breyer, el método de cobertura ideado por Bilski y Warsaw era demasiado abstracto para ser patentado. Según él los argumentos que habían sido presentados en favor de la patente se traducirían en que cualquier cosa que ayude a que un hombre de negocios tenga éxito sea patentable.

Para algunos -como Red Hat- las patentes de software no deberían existir, por lo que la Corte Suprema debería tomar una decisión respecto al fondo del tema; pero en la esquina del frente, quienes defienden las patentes de software señalan que su eliminación traería graves consecuencias en toda la industria. Por lo pronto algunos jueces han señalado que el hecho de no tener claridad respecto a las consecuencias que podría tener esta decisión, los obligaría a inclinarse por la idea de que las patentes no incluyan los procesos de negocio (como para sacarse el problema de encima).

Con seguridad en los próximos meses seguiremos conociendo mayores detalles respecto a este caso, sobre todo si pensamos que no se espera un veredicto final hasta Julio del próximo año.

Link: Court Is Cool to Patents on Methods (WSJ)