Chile: las dudas sobre el proyecto de ley que se vota mañana

Chile: las dudas sobre el proyecto de ley que se vota mañana

(c) Cámara de Diputados

Mucho se ha hablado del proyecto de ley de Propiedad Intelectual que se votará mañana en la Cámara de Diputados.

Por un lado, aparece un diputado diciendo que el proyecto abrirá la puerta a la censura en Internet, mientras que por otro, el gobierno asegura que no será así.

¿Qué es lo que se vota? ¿Habrá censura o no?

El proyecto modifica la ley número 17.336 sobre Propiedad Intelectual, e incluye por primera vez el concepto de internet en la legislación. Chile ha debido legislar en esta materia debido a las exigencias que establece el Tratado de Libre Comercio (TLC) que firmó con Estados Unidos. Entre otras cosas, en las modificaciones se definen las responsabilidades de los prestadores de servicio de internet (ISP) y se establecen sanciones – de reclusión y multas hasta 1.000 UTM – para quienes transgredan la ley.

ISP

El proyecto busca quitarles responsabilidad a los ISP por los contenidos que los usuarios del servicio suben a la red.

Por ello, los ISP podrán tomar acciones como bloquear el acceso a un contenido, actuando de buena fe, cuando se detecte que hay usuarios que estén entregando obras protegidas sin el permiso del autor.

Esto no significa que los ISP se pasarán el resto de la vida vigilando a ver si alguien está pirateando contenidos para bloquearlos. En situaciones normales (los ISP honestos), actuarán cuando el dueño del contenido protegido alerte, a través de una carta, que existe una transgresión.

Asimismo, el proyecto indica que

“los prestadores de servicios de Internet deberán comunicar por escrito a sus usuarios los avisos de supuestas infracciones que reciban (…) acompañando los antecedentes proporcionados por el titular del derecho o su representante, dentro del plazo de cinco días hábiles contado desde la recepción de la referida comunicación”.

Además, las obras protegidas sólo podrán ser bajadas de internet con una orden judicial.

El proyecto establece también que si la autoría del contenido está en discusión, éste no podrá ser removido hasta que Tribunales resuelva la materia.

Por otra parte, si alguien envía una carta falsificando datos para que bajen o bloqueen el contenido de otra persona (porque me cae mal o alguna otra razón), el que envió la carta será procesado por falsificación – así que no es llegar y mandar a censurar a otro.

¿Me pueden quitar internet por bajar archivos?

No. El proyecto “no se refiere a las personas que descargan”, explica Claudio Ruiz, presidente de la ONG Derechos Digitales (lo pueden buscar en el proyecto, no está). Sólo se refiere a las personas que suben contenido protegido sin autorización.

Ruiz recuerda que con la ley que tenemos actualmente, “la mayoría de las cosas que hacemos en internet son ilegales”, y que estas modificaciones lo que hacen en realidad es ampliar los usos legales de obras sin la autorización de los dueños – como las fotocopias en bibliotecas, las grabaciones de libros para ciegos, y los llamados usos justos.

Es cierto que la redacción del proyecto no es fácil de entender (pero, ¿cuándo han sido fáciles de entender?). Es cierto que deja algunos puntos con dudas (¿qué pasa con el P2P? ¿Cuánta libertad tendrán los ISP para bloquear contenidos?) – pero después de todo, no es un mal proyecto y regula algo que hasta ahora estaba en el limbo. Además, está claro que la idea de la ley no es censurar internet, como han dicho algunas personas alharacas que quizás reaccionaron antes de tiempo.