Nokia Open Studio 2007: Keynote de Anssi Vanjoki y lanzamiento de OVI en Latinoamérica

Nokia Open Studio 2007: Keynote de Anssi Vanjoki y lanzamiento de OVI en Latinoamérica

por

¡Hola, gente! Hoy es el Nokia Open Studio (r)evolution en una lluviosa (pero templada) Buenos Aires, y en dos horas han pasado varias cosas. Disfruta de la cobertura completa al keynote de Annsi Vanjoki — segundo a bordo de la finlandesa a nivel global — y todas las novedades para la región, en este reporte actualizado constantemente.

PD: ¡Los comentarios ya están abiertos!

OVI y la “Cuarta Pantalla”

Annsi fue claro: Nokia no es lo que era hace quince años, cuando en 1992 decidieron lanzarse al negocio de la telefonía móvil. Las cosas han cambiado: en ese entonces, solo un cinco por ciento de la población mundial tenía acceso a un dispositivo de este tipo; hoy, son 3.000 millones (la mitad del globo) la que tiene en la mano un aparato para comunicarse donde y cuando sea. Solo mil millones de esos son Nokia.

Por eso se explica que la finlandesa haya dejado el negocio de la telefonía y saltarse al de Internet. Para ellos, la internet está siendo y será el eje de sus acciones futuras, y con razón. Están apostando a que la red sea una plataforma simultánea, contextual y sensible a nuestros movimientos, gustos y necesidades las 24 horas del día, los siete días de la semana.

Y para ello se están enfocando — aunque no lo crean — en el software más que en el hadrware. Los nuevos productos que lancen estarán cada vez más orientados a tener funcionalidades que puedas disfrutar out of the box, más allá de la Web, disfrutando el placer de tener todo el poder de un notebook o una PC de escritorio en tu bolsillo; La cuarta pantalla, le dice Nokia, para quien hoy los equipos ya no son suficientes.

Por eso llega OVI, la plaza digital de la finlandesa, que promete reunir a lo mejor de la Web 2.0, aplicaciones de terceros y operadores móviles más Nokia Maps, la Music Store y la nueva plataforma N·Gage en un solo lugar y aparato, disponible en todas partes.

Aclaremos, queridos lectores, que OVI no es un portal o una lindo sitio. No, es más que eso. Es un entorno que reside en la web definido por uno mismo, de acuerdo a las necesidades de comunicación que surgan de nosotros. OVI está dividido en siete suites: Fotos, Juegos, Radio y Música, Televisión y Video, Mobile Search, Navegación Web, Redes Sociales y acceso libre.

Anssi presentó dos ejemplos de las potencialidades de OVI. Uno es la renovada plataforma N·Gage, de las que les habíamos comentado hace algunos meses y que por lo visto se viene súmamente interesante. Porque, como Vankoki ha dicho, es entretenido jugar solitario para matar el tiempo, pero los hombres somos eminentemente sociales, y es mucho más entretenido jugar de a más para pasarlo mejor. OVI te permite eso, ya que a través de redes 3G, GPRS o WiFi puedes bajar y probar los títulos, bastante variados por lo demás. Si alguno te gusta, lo compras y ya. Todo desde tus manos.

Por otro lado, está la Nokia Music Store. Para Vanjoki, la experiencia de la música móvil no es del todo satisfactoria y más aún, complicada; por otro lado, la industria discográfica mueve negocios por USD$15.000 millones anualmente. Por eso, Nokia desarrolló su Music Store, que permite accederla desde la Web y desde el dispositivo, ofreciendo una sinergia total entre tu escritorio y el teléfono. ¿Acuerdos? Claro, con las mayores discográficas — un contrato “paragua”, así lo definieron — y con sellos independientes en cada mercado. Ah, se me olivdaba… ¿DRM? Claro que sí, pero sólo hasta que las disqueras suelten la mamadera, lo que significa… nunca. Bad Karma, Nokia.