Muere científico que 'casi' inventó la fusión fría en los ochenta

Martin Fleischmann sufría de Parkinson y diabetes. Causó polémica a fines de los ochenta cuando aseguró que pudo obtener la anhelada 'fusión fría' pero nunca se pudo reproducir su experimento.

Tras sufrir de Parkinson y diabetes durante muchos años, el viernes pasado murió por causas naturales a sus 85 años el químico británico Martin Fleischmann, quien conmocionó al mundo cuando junto a Stanley Pons proclamaron en 1989 que habían logrado crear una fusión nuclear a temperatura ambiente en un experimento en la Universidad de Utah.

El anuncio fue tomado como el primer paso para obtener la esperada 'fusión fría', una fuente de energía económica, limpia y renovable que habría imitado el proceso que ocurre al interior del Sol, pero sin recurrir a multimillonarias instalaciones con reactores que alcanzan los millones de grados de temperatura.

Lamentablemente el experimento de Fleischmann y Pons --que consistía simplemente en dos electrodos conectados a una batería y que estaban sumergidos en un recipiente de agua pesada (rica en deuterio)-- nunca pudo ser reproducido por otros científicos, por lo que se catalogó como 'ciencia basura' al no poder ser validado por sus pares, quienes incluso acusaron a los científicos de incompetencia y fraude.

Esto significó el fin de las carreras de ambos químicos y puso un manto de dudas por casi dos décadas sobre cualquier investigación relacionada con la fusión fría (de hecho hace pocos años es que los científicos empezaron a volver a referirse sobre la hipotética fusión fría y su posibilidad de que contribuya al suministro energético en el siglo XXI).

"Fue una experiencia terrible", le contó Fleischmann a un medio alemán el 2005. El químico nunca logró recuperar su reputación, la que incluso le tenía asignado un puesto en la Real Sociedad de Londres para el Avance de la Ciencia Natural.

¿Como habría cambiado el mundo si hubiera funcionado el experimento de Fleischmann?

Link: Chemist Martin Fleischmann, center of cold fusion controversy, dies at 85  (Washington Post)

powered byDisqus