Sneakers

ÍCONOS / Nike Foamposite, poniendo el cielo a los pies de Penny Hardaway

Conoce la historia de las Nike Foamposite en esta nueva edición de ÍCONOS, de FayerWayer.

Afernee Hardaway, Penny para el mundo del baloncesto, fue uno de los más habilidosos guardias de la historia de la NBA. Tenía rapidez en las manos y en el control, a lo que acompañaba un carácter tremendo. Las Nike Foamposite nacieron para él, para sus pies.

Penny (apodado así por su abuela, porque para ella era “tan lindo como un penique”, una moneda), debutó en el mejor baloncesto del mundo en 1993, con Orlando Magic. En el equipo de Florida despegó, erigiéndose en uno de los mejores de su generación.

Penny Hardaway con las Foamposite

Para 1997, Nike quiso lanzar unas zapatillas apoyadas en el talento de Penny. Quizás tendrían la suerte que alcanzaron con Michael Jordan en los 90. Era una posibilidad que, finalmente, no lograron.

Pero quedaron las Foamposite, curiosas y cómodas. Las creó Eric Avar, líder del grupo de Ingeniería de Producto Avanzado de Nike, con la idea de que el atleta “sumergiera su pie en un líquido que se amoldara a él”.

No hubo necesidad de que alguien hiciera eso, pero Nike utilizó líquido de poliuretano, que se calienta y moldea para crear un ajuste similar a un guante. En el pasado, las zapatillas se hacían de piel de ante, nubuck, cuero y goma.

El poliuretano líquido, clave para el desarrollo de las Nike Foamposite

La innovación de las Nike Foamposite era el poliuretano líquido, y pocos querían utilizarlo. El aliado que apareció para la empresa del swoosh fue el fabricante de automóviles surcoreano Daweoo.

Los asiáticos asumieron el reto de crear el molde Foamposite, y lo lograron. No obstante, la inversión de Nike resultó muy, muy alta (de acuerdo con Grailed, ascendió a 750 mil dólares).

Para hacer cada zapatilla, debían vertir el líquido de poliuretano en el molde de Daewoo. Luego se calentaba a casi 75 °C. Posteriormente se unía a una mediasuela de apoyo, con un material cinco veces más fuerte que el pegamento y las costuras tradicionales.

La primera Foamposite se lanzó en color azul real, con una suela de placa de fibra de carbono y una amortiguación Zoom Air que se apilaba dos veces en el talón. Comercialmente la llamaron Royal Foamposite One, con Penny Hardaway como figura.

Según la leyenda, las Foamposite estaban destinadas para Scottie Pippen, escudero de Michael Jordan en los Bulls. Finalmente, Nike se decantó por Hardaway, que había llevado al Magic a las Finales de la NBA de 1995. Se vendía cada una por 180 dólares.

La decisión final de Penny Hardaway

“En aquella época trabajábamos con Penny”, rememora Avar, en una crónica de Nike. “Y, como siempre, le llevamos una bolsa llena de zapatillas para hablar sobre el futuro y sobre su opinión acerca de su producto actual”.

“La muestra de las Foamposite era lo último que quedaba en la bolsa, y yo ni siquiera la había sacado, porque todas aquellas críticas habían calado hondo y casi me sentía avergonzado. Así que, cuando estábamos terminando, Penny echó un vistazo y dijo: ‘¿Qué es eso que hay en la bolsa?’ Yo no me decidía a sacar la muestra, pero al final lo hice, él la agarró y preguntó: ‘¡¿Qué es esto?!’ Le dije que se trataba de un concepto en el que estábamos trabajando. Me interrumpió y dijo: ‘Ya está. Quiero que estas sean mis nuevas zapatillas”.

Dicho y hecho, así llegaron las Nike Foamposite a los pies de Penny Hardaway.

Aunque no fue muy exitosa, sobre todo por su precio, si aparecieron varias zapatillas más con la tecnología Foamposite. Están las Air Penny III, las Total Air Foamposite Max, Air Flightposite (I y II) e, incluso, los Zoom LeBron IV.

Penny Hardaway se retiró en la temporada 2007-08, tras vestir las camisetas de Magic, Phoenix Suns, New York Knicks y Miami Heat. En 15 temporadas dejó un promedio de 15.2 puntos por encuentro, con cinco asistencias y 4.5 rebotes.

Estuvo cuatro veces en el All Star, tras haber alcanzado en la campaña 1994-94 el All-Rookie.

Tags

Lo Último


Te recomendamos