Móviles

Dos píxeles que pueden hacerte perder tu trabajo: la técnica de Steve Jobs para identificar a filtradores en Apple

La cultura del secreto en Apple es llevada a su más alto nivel.

Top Secret

Las filtraciones en Apple son un dolor de cabeza desde los tiempos de Steve Jobs. Evitarlas siempre han constituido una labor complicada, buscando los detalles más nimios para despedir a los “topos”.

Es la cultura del secreto a su más alto nivel.

Cuenta The Verge que existen tres tipos de proyectos en Apple, según su importancia. Se identifican con las claves internas de Ultra, Negro y Blanco.

Recomendados

Steve Jobs

Los Ultra son para los lanzamientos de productos más grandes; bajando de nivel con los colores Negro y Blanco. Para recibir información sobre los primeros, existe incluso un sistema interno de rastreo, la firma de un acuerdo de confidencialidad y otro de proyecto restringido.

“Los productos de Apple deben sorprender al público, dándoles algo que quieren antes de que sepan que lo quieren”, es la base de toda esta cultura del secreto, según Zoe Schiffer, de The Verge.

Alerta contra los filtradores: los métodos de Apple creados por Steve Jobs

Para evitar a los filtradores, Apple tiene varios métodos creados por el mismísimo Steve Jobs. Lo cuenta Ángel Roca en Ipadízate.

Lo primero es darles trabajos por separado a los ingenieros: no conocerán el producto completo sino hasta el final. Cada uno labora sin conocer el proyecto en el que está el otro compañero.

Un método más: las marcas de agua. Si es de estricta necesidad que varias personas conozcan en qué se trabaja, se les da a cada una imágenes con marcas de agua de colores distintos. Pero la diferencia no es perceptible con facilidad: mientras unos están en negro, los otros están en gris muy oscuro.

Así, si llega a algún medio la filtración, se sabrá quién fue la persona que la facilitó.

Otra manera de identificar al “topo” es introducir cambios en tipografía o signos de puntuación. Pero la modificación es tan mínima, que solo se borran uno o dos píxeles de una letra para saber a quién se le asignó determinado documento.

Si la imagen aparece filtrada, los expertos determinan quién lo hizo en base a la cantidad de píxeles de la letra. Increíble.

No siempre evitan que el secreto se filtre, pero lo dificulta a un grado tal que implica un riesgo de despido para la persona.

Tags

Lo Último


Te recomendamos