Móviles

El puerto USB-C tiene estos usos que tal vez desconocías

La tecnología de los puertos USB-C es realmente avanzada. Aquí damos un repaso por algunos de los usos distintos a cargar la batería.

Han trascurrido ya varios años desde que la tecnología de puerto y conectores USB-C o USB Tipo C se presentó como el futuro de los estándares para el mercado de los smartphones.

La realidad es que durante años los cables micro USB o con conectores propietarios, como el Lightning del iPhone y Apple, había resultado funcionales y buena fuente de negocio.

Ya que ciertos fabricantes, como los chicos de Cupertino, tenían libertad de condicionar la compra de accesorios con sus puertos específicos a un costo mayor que los genéricos.

Recomendados

Pero el mercado siguió creciendo y nuestras necesidades también. Lo que obligó a crear el protocolo USB-C como una vía para cargar baterías a una mayor velocidad.

A estas alturas este puerto se ha popularizado a tal grado que la Unión Europea está buscando instaurarlo como mandatorio para todos los smartphones, algo que no tiene muy feliz a Apple.

Pero, irónicamente, también hay algunos usos poco conocidos que trae consigo esta clase de puertos que muchos no conocen.

Usos poco conocidos posibles con los cables USB-C en tu smartphone

Carga inversa: si tienes dos teléfonos con puerto USB-C, un adaptador OTG o bien un cable USB-C a USB-C es posible transferir la energía de un terminal a otro.

Conectar a tu computadora: al conectar el cable a tu PC inmediatamente te despliega algunas opciones como cargar el móvil, transferir datos como archivos multimedia e usar tu teléfono como un periférico. Algunos modelos más avanzados incluso con los adaptadores adecuados puede mostrar la interfaz en el equipo.

Conectar un teclado: con el adaptador OTG adecuado el puerto ahora puede soportar el uso de teclados para PC.

Conectarte a internet por cable: como bien lo demuestran nuestros colegas de AndroidPhoria, esta clase de puerto hace posible la transferencia a otro nivel. Por lo que consiguiendo el adaptador adecuado es posible conectarnos directo por cable ethernet a una red para navegar.

Jugar videojuegos como en consola: hay diversos mandos para juegos que se pueden conectar mediante el puerto USB-C a tu teléfono. La belleza con ellos es que el input lag es mínimo. Por lo que resultan más recomendables que los Bluetooth.

Cargar de forma inalámbrica: si tienes un receptor de carga inalámbrica Qi lo conectar al puerto USB-C y listo, es posible prescindir de un cable conectado a la corriente.

El USB-C se muestra como el estándar más sólido y versátil actualmente en la industria del smartphone.

Tags

Lo Último


Te recomendamos