Móviles

Cuatro características a tomar en cuenta para elegir la mejor cámara de celular

No todo se trata de los megapíxeles.

Comprar un teléfono inteligente es algo muy serio. Es el smartphone que vamos a elegir para nuestro uso personal para los próximos meses y quizás años. Uno de los factores más importantes para decidir cuál equipo elegir es que, la gran mayoría, necesitamos la mejor cámara de celular posible.

Hay cámaras que toman fotos aceptables, otras toman buenas fotos, muy buenas imágenes, pero hay algunas que pueden capturar espectaculares fotografías. También hay que valorar las cámaras delanteras, las que utilizamos para selfies, que son las que suelen capturar los momentos más personales.

Para elegir la mejor cámara de celular, hay que tomar en cuenta cuatro características: los megapíxeles, los lentes, la estabilización de la cámara y si cuenta con inteligencia artificial.

A continuación, explicamos cada uno de los puntos.

Megapíxeles

Como recuerda en su informe ComputerHoy, hubo época en la que los fabricantes hicieron creer que el poder de una cámara se medía con la cantidad de megapíxeles. Sin embargo, este debate terminó cuando los usuarios se dieron cuenta que cantidad de megapíxeles no es lo mismo que eficiencia.

En este apartado hay que tomar en cuenta el tamaño del sensor. Una mayor superficie permitirá mejorar la capacidad de captación de la luz que uno más pequeño. Una mayor superficie también implica una mayor densidad de píxeles, por eso las compañías lanzan teléfonos con 64 o 108 mp.

Una mayor densidad de píxeles permite agruparlos de cuatro en cuatro, algo conocido como Pixel Binning, que permite crear un píxel más grande, lo que amplica la capacidad de captación de luz.

Al agrupar sus píxeles, las fotos que genera una cámara de 40 megapíxeles son equivalentes a una de 10 megapíxeles, la de una de 64 megapíxeles es equivalente a 16 megapíxeles, pero mostrando una mejor calidad ya que esos píxeles logran captar la luz con mayor precisión.

En conclusión, más píxeles sí mejora la calidad de imagen pero por la necesidad de contar con más captación de luz.

La apertura, versatilidad y calidad de los lentes

La industria de los teléfonos inteligentes se ha enfocado en sacar equipos con varias cámaras y distintas focales. El sentido de esto es que, con diferentes objetivos, las cámaras trabajen en función de un mejor resultado, desenfonado el fondo u obteniendo una mayor variedad de enfoques.

Estas focales mejoran el reconocimiento de la silueta del objetivo y acostumbran a ser el doble de unas con respecto a otras. Es habitual encontrar configuraciones de 16 mm/26 mm/52 mm/80 mm o más, lo que permite acceder directamente a un zoom óptico de 5x o más.

Uno de los lentes más aclamados es el gran angular, que aporta un ángulo visual de hasta 120 grados y permiten incorporar mucha más información a tus fotos.

La calidad de los lentes es crucial para reducir la distorsión de la luz. Un móvil con lentes de buena calidad es capaz de llevar la luz hasta el sensor de forma más eficiente y dirigirla con precisión al sensor sin que se produzcan pérdidas de luz por el camino.

Otro punto clave es la apertura, simbolizada con una letra F y un número, que indica el porcentaje de apertura para que entre más luz al sensor. Un número f menor indica que la lente tiene una mayor apertura.

Inteligencia artificial

La inteligencia artificial en las cámaras aplica técnicas de fotografía computarizada para gestionar el agrupamiento de píxeles o las fotos del modo nocturno.

Contar con un buen sistema de procesamiento de imágenes es una de las características que debes tener en cuenta. De la eficiencia de la inteligencia artificial al aplicar algoritmos de fotografía dependerá la calidad final de las capturas.

De este procesamiento también dependen otras funciones como la detección de escenas, que ajusta automáticamente la configuración de la cámara para obtener los mejores resultados.

Cámaras estabilizadas

Antes de elegir un smartphone por su cámara debes fijarte en que, al menos su cámara principal, cuente con la función de estabilizador OIS (Optical Image Stabilization) que es el método que mejores resultados ofrece en cuanto a estabilización óptica.

La estabilización óptica sirve para obtener imágenes más nítidas y con mejor calidad incluso con poca luz ya que el sistema de estabilización permite mantener abierto el obturador durante más tiempo compensando los pequeños movimientos que pueden arruinar tu foto.

En la grabación de vídeo, la estabilización óptica permite crear videos con un aspecto mucho más profesional y sin necesitar estabilizadores para lograr movimientos más suaves y fluidos en tus vídeos.

Tags

Lo Último

Te recomendamos