Móviles

Review del Xiaomi 11T Pro

Llevo un buen tiempo usando el Xiaomi 11T Pro, y creo que hace tiempo no usaba un gama alta con una característica que saliera tanto del molde: su carga rápida cableada a 120W.

Tal como fue el primer Pixel con su cámara, Samsung con su primer plegable y tantos otros, veo aquí una prueba de concepto. Demostrar que eres capaz de hacer algo que se sale completamente del molde.

Sus especificaciones técnicas son de alto nivel, con un procesador Qualcomm Snapdragon 888, 8 GB de RAM y 256 GB de almacenamiento debería ser suficiente para ser considerado algo premium con todas sus letras. Su rendimiento está en otra liga, esa donde solo juegan los grandes, como los últimos iPhones, Galaxys y así. No existe aplicación o proceso multitarea que lo cuelgue. Por cierto, la capa de personalización de Xiaomi ha mejorado enormemente y es mucho más limpia y rápida que en antaño.

La pantalla es de 6,7 pulgadas, es AMOLED, Dolby Vision y por supuesto que es capaz de correr a 120Hz. Tiene parlantes Harman/Kardon en los bordes superiores e inferiores. Suena muy bien, jugar y consumir contenido multimedia es un agrado.

Su cámara principal es de 108 MP y lo acompañan un macro de 5 MP y un ultra gran angular de 8 MP. La frontal es de 16 MP. Puedes grabar video hasta en 8K. Aún así, su sistema fotográfico está un peldaño más abajo de los otros gama alta premium. No digo que sea malo, pero esta no es la razón por la que vas a adquirir este celular.

Tampoco lo vas a comprar por su resistencia al agua y al polvo, porque es solo IP53. Tampoco lo vas a comprar por su carga inalámbrica, porque tampoco hay. La razón por la que puedes querer este equipo es por su batería de 5000 mAh y su carga rápida de 120W.

La marca clama que puedes llegar de 0% a 100% en 17 minutos. En mi caso fueron 20 minutos, pero es lo más increíble que he visto en esta materia en un celular. Es un móvil que puede cambiar los hábitos. Suelo cargar mi equipo en la noche, pero este no, lo dejo con el 30% que llego al final del día, despierto como con un 27%. Mientras me hago desayuno y lo como, unos 12 minutos, lo dejo cargando y ya está listo para cuando quiero ver algo, completamente cargado. Es infernalmente rápido.

Antes de salir en la noche puedo estar con un 50% de carga, en lo que me pongo otros pantalones y me cambio de zapatillas, estoy en 100% otra vez. De verdad, no se puede creer.

Esto funciona solo con el cargador que viene incluido (novedoso en los tiempos actuales) y no es pequeño, es como el de algunos laptops, pero creo que vale la pena el cambio si esto es lo que buscas.

Algo que me preocupa, eso sí, es la durabilidad de la batería, porque siento que se podría degradar muy rápido. Xiaomi dice que debería aguantar más de dos años y medio. El tiempo dirá si era cierto. De lo que tengo certeza es que no creo que sea muy difícil cambiarla, dado que no hay resistencia al agua, lo que significaría mucho pegamento en los interiores.

Creo que si bien carece de algunas amenidades, el Xiaomi 11T Pro es un gama alta de tomo y lomo, con un rendimiento espectacular, un diseño sobrio, una cámara cumplidora y un truco que podría cambiar todo lo que creías saber sobre celulares.

Tags

Lo Último


Te recomendamos