Móviles

Samsung rompe récord de ganancias gracias a la escasez de componentes pero se avecina un peligro

Samsung presenta los resultados financieros de su último trimestre con jugosas ganancias récord. Todo gracias a que produce chips. Pero hay un problema.

FILE PHOTO - The logo of Samsung Electronics is seen at its office building in Seoul FILE PHOTO - The logo of Samsung Electronics is seen at its office building in Seoul, South Korea, March 23, 2018. REUTERS/Kim Hong-Ji/File Photo (Kim Hong-Ji/REUTERS)

Samsung ha tenido un año de importantes cambios. Lo supimos desde su primer mes cuando alteró su calendario habitual de lanzamientos para presentar el Galaxy S21.

PUBLICIDAD

Y más o menos desde entonces hemos visto una dinámica fuera de todo parámetro habitual con sus presentaciones, lanzamientos, retrasos y cancelaciones de nuevos dispositivos.

Samsung Galaxy S21 FE se lanzaría en enero de 2022Opens in new window ]

El caso más celebre es el del Galaxy S21 FE, que ahora parece haber resucitado, aunque sería lanzado al mercado hasta el próximo año.

Todo esto podría ser tomado como una señal de crisis por lo menos en lo financiero. Pero resulta que no, el fabricante surcoreano tuvo un trimestre extraordinario.

Samsung logra sus mejores ganancias en tres años

La compañía acaba de presentar los resultados financieros para el tercer trimestre de este año 2021 y resulta que han presentado cifras récord gracias al contexto de la escasez global de chips a la que le ha sacado provecho.

La compañía ha mejorado sus beneficios netos entre julio y septiembre cerca de un 31,3%, para llegar a los hasta los 12,29 billones wones, cerca de USD $13.400 millones. Esto se debería a la alta demanda de componentes y semiconductores que ellos mismos fabrican.

No todos los saben pero Samsung fabrica chips para computadoras, teléfonos móviles y pantallas electrónicas. Gracias a ello sus ventas subieron un 10,5% este trimestre hasta los USD $63.000 millones.

PUBLICIDAD

De hecho toda la línea de negocio referente a componentes registró en conjunto un crecimiento del 40% en sus ingresos, lo que se tradujo en USD $22.510 millones. Eso sin contar que la división dedicada a la venta de unidades de memoria también se disparó creciendo un 46%, lo que reportó ganancias por USD $17.748 millones.

Las demás líneas de negocio reportaron ganancias pero todas dentro de la tendencia y rango que en periodo previos, lo que es bueno, ya que contribuyeron en suma a que Samsung lograra sus mejores cifras financieras de los últimos tres años.

Cabe destacar que los smartphones tuvieron un número de ventas negativo. Ya que vendieron un 8% con relación al mismo lapso del año anterior. Pero eso no evitó que al final registraran un ebitda del USD $13.958 millones. Su mejor cifra desde septiembre 2018.

Pero no todo es perfecto, incluso con estas cifras positivas Samsung advierte que la crisis por la falta de chips seguirá y los impactará necesariamente en futuros trimestres por una situación de oferta, demanda y cambios de precio.

PUBLICIDAD

Recomendados:

Tags


Lo Último