• ALERTA SPOILER: la presente es una opinión personal sobre Glass. No hay detalles sobre la trama, nada que no se haya visto en los avances. Pero recomendamos también ver antes Split  y Unbreakable para disfrutar mejor la cinta.

Glass, el cierre de la trilogía inesperada iniciada por M. Night Shyamalan con Unbreakable hace 19 años; acaba de tener su estreno mundial en salas de cine. No sin antes dejar fragmentada a la crítica.

Tanto Metacritic como Rotten Tomatoes se encargaron de plantar un terreno complicado para su estreno. Con reseñas no tan favorables o que posicionan al filme como un esfuerzo mediocre.

Sobran los reproches en torno a la película. Por ser demasiado explicativa, por la pretensión, por su tercer acto que no es lo que promete.

Sin embargo, considero que casi todas las observaciones negativas pueden concentrarse en un sólo punto de inconformidad:

El “problema” con Glass es que no se trata de una cinta que siga la fórmula de superhéroes impuesta por Marvel Studios.

Y eso marca, creo, el principal riesgo de desconexión con la intención de esta producción. Esto no es una película de Marvel, ni de DC. Todo lo contrario.

 

Adelantada a su tiempo

Creo que Unbreakable es una película que se adelantó por lo menos una década a su época y con Glass sucede lo mismo.

Con su ritmo pausado, su abordaje dramático sobre los cómics y su reflexión sobre el proceso de definición de identidad adulta para sentir trascendencia en nuestra existencia, Unbreakable es una película que cuando fue estrenada medio mundo la odió.

Esa reseña del Boston Globe con su cita “A film that begins with a train wreck and then, figuratively speaking, becomes one” se volvió un chiste recurrente en aquellos días.

Luego del furor por The Sixth Sense (El Sexto Sentido). Las audiencias se sintieron un poco decepcionadas por el cambio de tono y ritmo en esta cinta.

Es una carta de amor los cómics y los superhéores, en un punto donde aún faltaban dos años para que Sam Raimi dirigiera la primera cinta de Spider-Man y se iniciara una nueva era.

Unbreakable se adelantó a su época un par de años por su género; y bastantes más por su abordaje. Por fortuna la historia le dio su lugar justo como una obra de culto.

Glass parece ser el mismo caso

Aquí con Glass pasan muchas cosas parecidas. M. Night Shyamalan subió la apuesta y confrontó la formula del cine de Marvel para darle un cierre muy ambicioso.

El planteamiento del director parece confrontar a Marvel. Que siempre toma el esqueleto de un género cinematográfico y le mete superhéroes. Captain América: Winter Soldier es una película de espías; Ant-Man es una Heist Movie, Thor un drama shakesperiano, etc.

Y aquí con Glass el cineasta reacciona. Y toma el esqueleto de un cómic de serie limitada para meterle humanos, los auténticos protagonistas de esta historia; como un medio para confrontar a quienes cuestionan que los superhéroes no son mitología moderna.

Igual que con Logan, es admirable que Glass siga esa estela de confrontación y decadencia. Y que la producción esté tan determinada a darle un final fiel, interconectado y armónico con su propio universo resulta admirable.

Aunque la acrobacia final no sea impecable. Pero es imposible reprocharle eso. Ya que en su núcleo Glass no le habla a los que tienen 10 años viendo películas de superhéroes. Le habla a quienes tienen toda su vida leyendo cómics. Y ahí en esa línea y con su juego de guiños es brutal.

El propio planteamiento con el héroe y los villanos recluidos en un psiquiátrico es un escenario de partida básico de cualquier serie limitada o novela gráfica.

De hecho Glass nos evoca a Arkham Asylum: A Serious Home on Serious Earth, con todo y el juicio sobre la justificación de existencia del “héroe”.

Pero aquí el relato es dibujado en colores pastel y con crayones. Con la ingenuidad estética propia de los cómics de origen para Superman, Spider-Man y todos ellos.

Quién se meta a la sala de cine esperando ver Infinity War o Civil War va a salir muy molesto. A Glass no le interesa ser eso. Como a Logan no le interesó encumbrar el poder y culto al personaje.

Qué nos define

Así y quedándose en la lectura superficial encontrarán a Glass hasta absurda, lenta, con bastantes detalles y perezosa porque que “no pasa nada”.

Cuando en realidad aquí hay unas reflexiones muy intensas sobre cómo validamos y construimos nuestra identidad en razón de lo que otros nos dicen.

Toda la cinta seguimos el engaño de lo que nos han enseñado a esperar de manera automática con este tipo de historias.

Pero aquí los verdaderos protagonistas son los personajes sin superpoderes. Los que tienen fe y los que quieren erradicarla.

 

 

Ver Glass me hizo recordar esta pintura de Alex Ross para Marvels. Una Serie Limitada (got it?) editada en 1994; donde vemos con rigor casi documental desde los ojos de humanos ordinarios cómo cambia el mundo con el surgimiento de los superhéroes.

La belleza de la ilustración de Ross es que el punto de mayor peso, la intención de enfoque, no reside en el Hombre Araña, ni el Duende Verde. Sino en las personas.

Se percibe la delgada barrera del cristal, el terror de todos, la similitud entre los cuerpos, la fragilidad y el peligro del escenario que segundos antes era cotidiano.

 

 

El punto deslumbrante y con el que la mayoría se podrá quedar prendado son los dos tipos con superpoderes y disfraces. Pero en realidad la historia se trata de los humanos.

Los que tienen miedo, los que están peleando bajo la máscara, los que presenciamos la escena. Exactamente eso mismo es lo que sucede con Glass.

Las preguntas que plantea indirectamente Glass en su clímax no son menores: ¿Somos objetivamente lo que somos; o más bien somos el resultado físico de lo que da forma y determina nuestra mente?

Sin tener que sufrir de un trastorno de personalidad múltiple. Somos lo que decidimos creer, y pelear por ello también repercute en el otro.

Porque en mayor o menor medida también lo define tras tomar consciencia. Creer en uno mismo es contagioso. Y el punto de partida es aceptar las cualidades.

El tiempo le dará su lugar justo a Glass. Pero dudo que eso suceda pronto.

Sigue Leyendo

Entretenimiento

Eminem expresa su molestia a Netflix por la cancelación de The Punisher

Entretenimiento

Spotify creó una playlist dedicada a apoyar al concierto Venezuela Aid Live

Entretenimiento

Hugh Jackman y Patrick Stewart logran Récord Guinness por sus carreras como héroes de Marvel

Destacados

Director de Harry Potter adaptará película de Five Nights at Freddy’s