En las competiciones de drones se entremezclan varios factores a la hora de elegir buenos equipos. El conjunto, otorgará la velocidad, control y resistencia adecuada para cumplir los objetivos del piloto y salir airoso de cada carrera.

A diferencia de competencias que llevan más tiempo y donde todo está estrictamente normado, la historia de los drones de carrera ha sido un tanto inversa. Como la tecnología avanza, cada vez se van presentando, y por consiguiente permitiendo, máquinas con mejores prestaciones.

No obstante, potencia no es sinónimo de victoria y una mala decisión puede alimentar errores fatales. Para los expertos de DronesdeCarrera.cl, Ivo Zuffi y Alejandro Gatica, depende mucho de la destreza del piloto. “Cuentan con una controladora de vuelo que es de la parte electrónica, pero la respuesta del dron, si gira o acelera más rápido, depende del dedo del piloto”, dicen.

Se pueden tunear, modificar parámetros, pero tengas el poder que tengas en el dron, va a ganar el que tenga mejor destreza, el mejor controlado. Cuando partió estaba todo súper normado, pero se dieron cuenta que empezaron a salir motores más potentes y que todo empezó a avanzar.

1

¿Por cuál me inclino?

En el mercado se pueden encontrar drones orientados a las carreras, que los competidores deben analizar para que se ajusten a sus necesidades. Uno de los parámetros importantes a considerar, es que el chasis sea preferiblemente de fibra de carbono.

Otro tema importante es la personalización que resista. Usualmente se recurre a la opción de comprar un kit de montaje de drones, para construir uno propio y aprender donde residen esos pequeños detalles que marcan la diferencia (en caso de que no tengas tiempo, siempre puedes adquirir uno ready to fly).

En general tienes que evaluar una buena resistencia a los golpes y un tamaño adecuado para el tipo de competencia en la que participarás.

También necesitarás un buen sistema de pilotaje con visión remota (FPV, por sus siglas en inglés). Dentro de esto, es relevante optar por un dron que permita una sincronización lo más exacta posible. Para esto se necesita una cámara, emisor, receptor de video y pantalla o lentes FPV que te permita ver de forma fluida.

Sin embargo, hay un talón de aquiles en todo esto, y son las baterías. Para los diseñadores Ivo Zuffi y Alejandro Gatica, no deja de ser un problema:

Los drones de carrera consumen mucha energía y no han logrado desarrollar una pila que dure harto tiempo, por eso las carreras duran dos minutos aproximadamente. Las baterías terminan hinchadas. Las pilas comunes son de 1300 mAh hasta 1800. Si es más grande es más pesada.

Ante esto, siempre es importante encontrar un equilibrio entre el peso, tamaño y rendimiento, asumiendo que un aparato de mayor tamaño, no siempre es sinónimo de mejor rendimiento.

Ya ni la hélice o el tamaño del dron, es importante. Uno puede correr con un dron pequeño y ser más eficiente para superar obstáculos. Pero uno no saca nada con tener demasiada potencia si no sabe controlar el dron. Los estándares han ido subiendo. Se ven drones 140 kms/h todo el rato. Incluso cuesta seguirlos con la vista.

Considera que internacionalmente, se habla de “clases de drones”. Podemos encontrar los Clase MINI 250, Clase SUPER MINI 250, Clase 600 STANDARD (entre 330 mm hasta 600mm), y Clase 1000 GIGANTE (con diámetros entre 600mm y 1000mm MAM).

Sigue Leyendo

Juegos

Aceptan el primer juego porno sin censura de Steam

Juegos

¿Qué es un “dronódromo” y qué debe tener un circuito para drones?

Juegos

Carreras de drones: Esto es lo que necesitas saber para elegir tu modelo

Destacados

Director de Harry Potter adaptará película de Five Nights at Freddy’s