El tremendo remezón para la privacidad de Facebook y para la manipulación política de datos que vino a cerrar la investigación conjunta de The Guardian, The Observer y The New York Times sobre Cambridge Analytica ha desatado muchas preguntas que intentaremos resolver.

1- ¿Qué es Cambridge Analytica?

Cambridge Analytica es una compañía de análisis de datos para procesos electorales. Fundada en 2013 en Londres, su CEO es Alexander Nix. La compañía es en parte propiedad de la familia de Robert Mercer , un administrador de fondos de cobertura estadounidense que respalda muchas causas políticamente conservadoras. Tiene oficinas además de Londres en Washington y Nueva York. Trabajó en 2015 para la campaña de Ted Cruz y desde 2016 para la de Donald Trump. Dicen que sus cruces de datos también jugaron un papel en la campaña del Brexit.

2- ¿Quién destapó a Cambridge Analytica?

Fue Carol Cadwalladr, periodista galesa que escribía para The Observer y ahora para The Guardian. Mientras perseguían los detalles y las ramificaciones de la compleja manipulación de los datos y la ley de financiación, Cadwalladr sufrió cada vez más ataques, tanto en línea como profesionalmente, pero no claudicó y logró informantes claves para el caso.

3- ¿Cómo funciona la manipulación hecha por Cambridge Analytica?

Usa Facebook como su base de recolección de datos. Analiza los mensajes más aparentemente triviales y desechables -los  “me gusta” – para recopilar información personal sensible sobre orientación sexual, raza, género, incluso inteligencia y traumas infantiles.

El académico de origen ruso  Aleksandr Kogan, desarrolló una aplicación de Facebook que presentaba un cuestionario de personalidad, y Cambridge Analytica pagó para que la gente lo tomara, anunciando en plataformas como Amazon Mechanical Turk.

La aplicación registró los resultados de cada prueba, recopiló datos de la cuenta de Facebook del usuario y extrajo los datos de sus amigos de Facebook, luego se combinaron con los datos de Facebook de cada encuestador para buscar patrones y construir un algoritmo para predecir los resultados para otros usuarios de Facebook.

4- ¿Lo que hacía Kogan y Cambridge Analytica era o no legal?

El permiso de Kogan en Facebook tenía fines meramente académicos, no tenía permiso para recopilar o usar datos con fines comerciales.

Kogan sostiene que todo lo que hizo fue legal y dice que tuvo una “relación de trabajo cercana” con Facebook, que le había otorgado permiso para sus aplicaciones.

Facebook dijo además que no era “violación de datos”, porque los usuarios consentían esta entrega de información.

5- ¿Qué hacían con los datos proporcionados por Cambridge Analytica?

Kogan y Cambridge Analytica tenían una base de datos de millones de votantes estadounidenses que tenían su propio algoritmo para escanearlos, identificando probables tendencias políticas y rasgos de personalidad. Luego, Robert Mercer y Steve Bannon podrían decidir a quién orientar y elaborar sus mensajes para la campaña de Donald Trump.

Quién es Cristopher Wylie y que tiene que ver con Cambridge Analytica

Otro personaje clave destapó en el diario The Guardian la periodista Carol Cadwalladr: Se trata de Cristopher Wylie.

Pero quién es este personaje:

Cristopher Wylie tiene 28 años, principal fuente para destapar el caso de Cambridge Analytica, canadiense, estudió Derecho en la  London School of Economics y trabajó en Breitbart con Steve Bannon y literalmente fue el ideólogo o el cerebro tras la creación de este método de recopilación de datos por Facebook.

“La compañía ha creado perfiles psicológicos de 230 millones de estadounidenses. ¿Y ahora quieren trabajar con el Pentágono? Es como Nixon con esteroides “, señaló en The Guardian recordando los momentos en que Bannon comenzó a planear todo.

Como dice textual Cadwalladr en su reportaje sobre Wylie: “Con 24 años, mientras estudiaba un doctorado en previsión de tendencias de la moda, ideó un plan para cosechar los perfiles de Facebook de millones de personas en los EE. UU. Y para usar su información privada y personal para crear perfiles psicológicos y políticos sofisticados . Y luego trabajar sobre esto con anuncios políticos diseñados para actuar en la particular composición psicológica del votante”.

Lo que destapó Wylie es impresionante y deja al descubierto la manipulación hecha con Facebook:

“Tenía recibos, facturas, correos electrónicos y cartas legales, registros que mostraban cómo, entre junio y agosto de 2014, se habían recogido los perfiles de más de 50 millones de usuarios de Facebook. Lo peor de todo es que recibió una carta de los propios abogados de Facebook admitiendo que Cambridge Analytica había adquirido los datos de manera ilegítima”.

Wylie luego se especializó en un predictor de tendencias de moda y utilizó esos parámetros para adentrarse en los gustos y en la psicología de los electores.

El creía que “para cambiar la política es necesario cambiar la cultura. Y las tendencias de la moda son un acercamiento útil para eso. Trump es como un par de botas Uggs, o sandalias Crocs, básicamente. Entonces, ¿cómo se llega a la gente que piensa 'Uf. ¿Totalmente feo hasta el momento en que todos usan las Uggs y las Crocs? Ese fue el punto de inflexión que estaba buscando “.

Eso llevó a Bannon a presentarlo con Robert Mercer, quien también estaba desarrollando pruebas de datos para llegar a algoritmos que le dieran respuestas de tendencias de votaciones políticas.

Wylie necesitaba ese tipo de datos “triviales” para hacer los análisis que quería, lo que llevó a Mercer a financiar a Cambridge Analytica a través de las apps creadas por el profesor Kogan en Facebook a través de la empresa Global Science Research.

Wylie además manifestó tener recibos que muestran que Cambridge Analytica gastó $ 7 millones para acumular estos datos. Registros bancarios y las transferencias bancarias. Los correos electrónicos revelan que Wylie negoció primero con Michal Kosinski, uno de los coautores del documento de investigación myPersonality, para utilizar esa base de datos. Luego llegó Aleksandr Kogan, quien ofreció replicar la investigación de Kosinski y Stilwell y eliminarlos del trato.

“Kosinski estaba pidiendo $ 500,000 por el IP, pero Kogan dijo que podía replicarlo y simplemente recolectar su propio conjunto de datos”.

Por ahora esto parece ser la punta del iceberg de una investigación que seguirá dando que hablar.

Sigue Leyendo

Internet

Así de fácil es hackear un perfil de Facebook o WhatsApp aunque tenga verificación de dos pasos

Internet

¡PlayStation no asistirá a E3 por primera vez en la historia del evento!

Internet

Colombia se podría quedar sin glaciares en los próximos años

Destacados

Director de Harry Potter adaptará película de Five Nights at Freddy’s