Internet

Inteligencia Artificial: cómo detectar mensajes de correo escritos por ChatGPT o cualquier IA

ChatGPT, Gemini y otras plataformas de Inteligencia Artificial pueden redactar correos electrónicos que parecen humanos. Así puedes identificar a la IA.

Se hace viral en TikTok el testimonio de una redactora que tiene que entrenar a la Inteligencia Artificial que la va a sustituir.
Imagen de portada: Inteligencia Artificial (Archivo) | Se hace viral en TikTok el testimonio de una redactora que tiene que entrenar a la Inteligencia Artificial que la va a sustituir.

Vivimos tiempos modernos que a ratos se sienten impredecibles por los avances de la tecnología en distintos terrenos, particularmente en el campo de la Inteligencia Artificial (IA), donde plataformas como ChatGPT, Gemini, Microsoft Copilot y otras por el estilo parecen borrar cada vez un poco más la línea que distingue a personas reales de entidades que no existen pero que se comportan de manera absolutamente convincente.

PUBLICIDAD

Lejos han quedado aquellos días en los que interactuábamos con un chatbot cualquiera que a todas luces se sentía torpe, lento, automatizado y sin mucho sentido de reacción a las respuestas introducidas. Ahora la IA tiene la capacidad de ser bastante convincente. Y si bien es capaza de ahorrarnos tiempo en tareas como la escritura o la organización de información cuando es utilizada para la redacción de correos electrónicos puede generar dudas y hasta ciertos riesgos concretos.

ChatGPT vs. Gemini.
Imagen: Forbes | ChatGPT vs. Gemini.

¿Cómo saber si el correo electrónico que estoy leyendo ha sido escrito por un robot? ¿Es ético usar la Inteligencia Artificial para redactar este tipo de mensajes que reciben miles de usuarios? Son preguntas absolutamente válidas que no podemos evitar hacernos al revisar con detenimiento nuestra bandeja de entrada hoy en día, en pleno siglo XXI.

Por qué no deberías usar IA para redactar tus correos

Un brillante artículo de F@stCompany aborda justamente este tema de incertidumbre, recolectando impresiones de Kathleen Day, profesora de la Escuela de Negocios Carey de la Universidad Johns Hopkins, desde del otro lado de la moneda: enfocándose en las personas que usan una Inteligencia Artificial para redactar sus correos electrónicos y ahorrarse tiempo.

La investigadora resulta enfática al advertir que la correspondencia generada por una IA nunca debe usarse sin revisión, ni intervención humana. Sugiriendo de paso que el contenido creado íntegramente por una IA debe etiquetarse como tal. Ya que considera que enviar algo como propio cuando en realidad proviene de ChatGPT “no sería diferente a plagiar”.

Por su parte, Franklin Orellana, presidente de informática y programas de ciencia de datos de la Universidad Post, añade en el mismo artículo que la IA puede generar correos electrónicos con errores de sintaxis, información falsa o hasta armar piezas creadas con fines maliciosos como phishing o manipulación de todo tipo.

Cuatro tips para detectar si el correo electrónico que recibiste lo escribió una IA

Pensando en el lado de las potenciales víctimas existen algunas alternativas para poder identificar cuando recibimos un correo electrónico redactado por una Inteligencia Artificial. Si bien existen detectores de IA, su eficacia no está del todo comprobada y en realidad suele ser redundante la mayoría de las veces.

De hecho, un estudio de junio de 2023, bajo el título de Testing of Detection Tools for AI-Generated Text (Prueba de herramientas de detección de texto generado por IA) encontró que estas herrramientas no eran “ni precisas ni confiables”. Pero por fortuna hay cuatro tips básicos que nos pueden ayudar:

Se hace viral en TikTok el testimonio de una redactora que tiene que entrenar a la Inteligencia Artificial que la va a sustituir.
Imagen de portada: Inteligencia Artificial (Archivo) | Se hace viral en TikTok el testimonio de una redactora que tiene que entrenar a la Inteligencia Artificial que la va a sustituir.
  • El uso de lenguaje demasiado formal: Todas las plataformas de IA tienden a generar textos bajo un lenguaje excesivamente formal, que no refleja el estilo natural de un ser humano detrás del teclado. Esta carencia de calidez y emociones puede ser un elemento delator.
  • Construcción demasiado uniforme y/o repetitiva de los textos: La Inteligencia Artificial de ChatGPT suele producir oraciones y párrafos de longitud similar y estructura repetitiva. De modo que basta con leer un par de párrafos con atención para empezar a notar patrones mecánicos en la escritura.
  • La IA usa la puntuación de un niño de primaria: Por fortuna los correos electrónicos escritos por IA suelen abusar de comas y puntos. De modo que muy rara vez usan otros signos más complejos pero naturales en una redacción humana, como los dos puntos, el punto y coma, los guiones o hasta los puntos suspensivos.
  • Alucinaciones que son falsas: Cuando una Inteligencia Artificial articula un texto cuya información es absolutamente falsa, por más convincente que sea su redacción, se le conoce como una alucinación. Este fenómeno es muy recurrente, sobre todo en ChatGPT. Así que si lo narrado en el mail es irracional es probable que una IA esté detrás.

PUBLICIDAD

Recomendados:

Tags


Lo Último