Internet

Este era la última y especial prueba de Steve Jobs que debías sortear para firmar un contrato en Apple

¿Dónde postulo?

Steve Jobs Foto: Getty Images

Algunas empresas suelen implementar diversos métodos para atraer y reclutar talento, algunos de ellos bastante inusuales y que podrían considerarse poco ortodoxos en la actualidad. Desde “búsquedas del tesoro” reales o virtuales para encontrar candidatos con habilidades específicas para resolver problemas o con un espíritu aventurero, hasta realizar competencias o pruebas extravagantes para evaluar las habilidades y la personalidad de los candidatos.

PUBLICIDAD

Por supuesto que estos métodos, que pueden ser efectivos para atraer candidatos, deben ser éticos, legales y no discriminatorios. Al final del día, la selección de personal debe basarse en las habilidades, experiencia y aptitudes de los candidatos, más allá de los métodos “poco ortodoxos” que son utilizados para atraerlos.

Y una de esas compañías que podríamos destacar es Apple, cuyas entrevistas de trabajo no son para cualquiera, ya que no se parecen a las habituales entrevistas.

Si no bebes, no firmas

Steve Jobs, el cofundador de Apple, fue pionero en muchas cosas y la forma de contratar talento no fue una excepción. Su filosofía era que la entrevista debía ir más allá de las típicas preguntas y pruebas, y buscaba descubrir la esencia de cada candidato.

Steve Wozniak, otro cofundador de Apple, confirmaba que Jobs solía llevar a los candidatos a charlar a un bar. Esta estrategia buscaba evitar la formalidad de una entrevista tradicional y crear un ambiente más distendido para conocer mejor a la persona.

Sin embargo, no todos los candidatos lograban superar esta prueba.

No se trataba de una simple conversación informal. Jobs se integraba en el grupo y observaba cómo el candidato reaccionaba ante diferentes situaciones, incluso ante ataques injustos realizados bajo presión.

PUBLICIDAD

Su objetivo era encontrar a aquellos que no solo estuvieran dispuestos a seguir su visión, sino también a desafiarla y mejorarla. Jobs creía que lo peor que podía hacer alguien en una entrevista de trabajo era estar de acuerdo con él en todo.

Este tipo de entrevistas se enfocaban principalmente en puestos de altos mandos. El fundador de Apple buscaba personas capaces de mantener la calma y dar respuestas acertadas bajo presión, habilidades esenciales para enfrentar los imprevistos que surgen en roles de tanta responsabilidad.

Un ejercicio para encontrar a los “indicados”

Aunque Jobs no era conocido por su trato amable en el trabajo, se tomaba muy en serio los procesos de selección. Sabía que para el éxito de la empresa era crucial encontrar a las personas adecuadas, y no dudaba en invertir tiempo y esfuerzo en ello.

Ahora, por supuesto que las entrevistas en un bar no son exclusivas de Apple. Hoy en día, muchas empresas buscan ir más allá de las formalidades y conocer a sus candidatos en un ambiente más relajado.

En un bar, es más fácil observar los gestos, la forma de tratar al personal, la postura y las habilidades sociales del candidato. Jobs creía que estas cualidades eran tan importantes como la formación o la experiencia.

El trabajo en equipo es fundamental en empresas de este tipo. Y tener una buena comunicación e inteligencia emocional es esencial para colaborar de manera efectiva y lograr los objetivos comunes.

Las entrevistas de trabajo en Apple no son fáciles, pero sin duda son reveladoras. Buscan descubrir al individuo más allá de sus habilidades y experiencia, apostando por aquellos que encajen con la cultura y la visión de la empresa.

PUBLICIDAD

Recomendados:

Tags


Lo Último