Internet

Steve Jobs y la vez que insultó a IBM para que le concedieran una negociación clave con NeXT

Steve Jobs tuvo que ganar una negociación clave insultando a IBM para que su empresa NeXT siguiera en el negocio: “Tu interfaz de usuario apesta”.

Steve Jobs, CEO de Apple en su periodo como jefe de NEXT.

Cuando pensamos en la trayectoria de Steve Jobs lo primero que viene a nuestra mente sin lugar a dudas es su periodo como jefe máximo de Apple. Bajo su comando la compañía se convirtió en la única rival real para Microsoft, luego fue exiliado, tal como sucedió con Sam Altman, para volver como hijo pródigo y regalarle al mundo algunos productos legendarios como el iPod, el iPhone, la iPad y la iMac entre muchas otras cosas.

Durante ese periodo fuera de la compañía de Cupertino Jobs trabajó duro en otros proyectos que terminaron teniendo su renombre y popularidad relativas. El día de hoy recordaremos uno de sus pasajes más llamativos pero poco conocidos. Una negociación crítica que tuvo que llevar a cabo con la gente de IBM para asegurar la sobrevivencia de su nueva compañía en ascenso, NeXT.

Steve Jobs - NeXT

Lo llamativo de esta historia no es tanto el suceso en sí, sino más bien cómo Steve Jobs, en un movimiento absolutamente inesperado, incluso para sus socios y compañeros de la compañía, optó por una estrategia poco convencional y muy riesgosa que pudo haber salido muy mal con la gente de IBM: el insulto directo.

Qué fue NeXT: el ensayo de Steve Jobs antes de la era dorada de Apple

En 1985, tras su salida de Apple, Steve Jobs fundó NeXT, una empresa que buscaba revolucionar el mercado de las estaciones de trabajo con un equipo de alto rendimiento y un sistema operativo innovador, siendo este último factor la carta más fuerte y por la cuál el genio apostaba todo durante su trayectoria al mando de la empresa.

NeXT Computer, el primer producto de la empresa, fue lanzada en 1988 con un precio elevado y un enfoque en el mercado educativo y empresarial. A pesar de su avanzada tecnología y la interfaz gráfica NeXTSTEP, las ventas jamás fueron considerables, nunca llegaron al grado de las de Apple. Jobs lo sabía y tenía un problema considerable entre manos por lo mismo.

Parte de todo este embrollo lo vimos fugazmente como parte de la trama de la cinta de Steve Jobs dirigida por Danny Boyle. En donde el sistema operativo, NeXTSTEP, hasta nuestros días se considera como una pieza curiosa de software que en realidad estaba adelantado a su época con características como la programación orientada a objetos, la arquitectura Unix y una interfaz tan intuitiva como impecable.

“Tu interfaz de usuario apesta”: el insulto de Steve Jobs a IBM que le ganó un cheque enorme

NeXT

En el año de 2012 los amigos de Forbes rescataron una de las anécdotas más interesantes en torno a Steve Jobs en su periodo al frente de NeXT. En 1989, Steve Jobs luchaba por conquistar el mercado, la situación estaba cada vez más complicada a nivel interno económico y fue así que se reunió con IBM para negociar un posible acuerdo de licencia del software NeXTStep para las computadoras OS/2 de quienes serían técnicamente su competencia.

Se trataba de una alianza urgente para la compañía y de la que dependería el futuro del proyecto, aunque en el exterior Jobs y compañía mantenían la apariencia de que todo iba perfecto para la empresa y las negociaciones no eran tan trascendentes supuestamente.

La escena en la sala de conferencias en Palo Alto, California, fue memorable. Jobs irrumpió y, dirigiéndose al alto ejecutivo de IBM, directamente lo insultó atacándolo en la yugular diciéndole: “Tu interfaz de usuario apesta”. Fue entonces que un silencio incómodo se apoderó de la sala, con ejecutivos de ambos lados impactados por lo que acababa de suceder.

Pero al final ese insulto fue el eje sobre el que avanzó toda la reunión, al terminar con la junta el cofundador de Apple logró cerrar un trato por USD $65 millones, una proeza que tuvo su primer paso con la estrategia menos convencional posible.

Esa era la estrategia de negociación de Steve Jobs. Desarmar al oponente con total descaro. Era brutalmente honesto, audaz, descarado, casi cínico, pero gracias a eso casi siempre obtenía lo que quería.

Incluso hasta nuestros días podemos afirmar que el legado de Steve Jobs como negociador es complejo. Plagada con casos de estudio que muchos podríamos analizar, pero difícilmente replicar con esa maestría.

Tags

Lo Último


Te recomendamos