Internet

Apple y la historia de Marty Spergel: el misterioso empleado 3.2 amigo de Steve Jobs

Desde sus orígenes mismos Apple contaba con un fantasma: el empleado 3.2, Martin J. “Marty” Spergel, un sujeto que podía entrar y salir de las oficinas.

The Steve Jobs Archive revela los detalles de su nuevo programa de becas donde busca impulsar a alguien que siga el legado de Jobs en Apple.

Empresas como Apple o Microsoft se encuentran plagadas de anécdotas y curiosidades sobre sus inicios. Pero pocas historias son tan torcidas (y poco conocidas aún) como la del amigo de Steve Jobs, Martin J. “Marty” Spergel. Un sujeto conocido como “el empleado 3.2 de Apple”.

Hoy abordaremos una historia curiosa, en donde, de manera inesperada, los involucrados no han terminado sacando a la luz la existencia de esta anécdota que por un momento estuvo a punto de caer en el olvido absoluto por la muerte de casi todos los involucrados.

Steve Wozniak y Steve Jobs

Un imperdible artículo de Applesfera nos relata cómo el hijo de Marty, Matt Spergel, terminó sacando a la luz todos los detalles sobre la vida de su padre y ese extraño momento en donde cruzó su camino con el de las personas responsables de la creación de una de las compañías tecnológicas más importantes de la historia.

Ya que resulta que Steve Jobs y Steve Wozniak, los futuros cofundadores de Apple, compartieron una amistad inusual con un misterioso individuo apodado “empleado 3.2″. Aunque nunca trabajó en la empresa, recibió una tarjeta especial de Jobs. Pero, ¿quién era realmente este enigmático personaje?

De dónde salió Marty Spergel y cuál fue su relación con Steve Jobs en Apple

La respuesta a todas estas dudas nos llevan al Homebrew Computer Club, un selecto club privado que reunió a mentes brillantes en el campo de la informática durante el periodo en el que se gestó el nacimiento de la compañía que crearía el iPhone.

De acuerdo a los datos del propio Wiki de Apple, uno de esos miembros destacados fue Martin J. “Marty” Spergel, apodado cómicamente como “el chatarrero”. Debido a su habilidad para encontrar tesoros electrónicos en vertederos que lo hizo legendario.

Sin embargo, su verdadera conexión con Jobs y Wozniak comenzó en ese club. El 5 de marzo de 1975, Spergel asistió a la primera reunión del Homebrew Computer Club. Al finalizar, cada uno de los 31 miembros recibió un chip Intel 8008.

Estos encuentros no solo fueron la semilla de la revolución informática, sino también el lugar donde se gestaron las ideas que darían forma a gigantes tecnológicos.

Desde sus orígenes mismos Apple contaba con un fantasma: el empleado 3.2, Martin J. “Marty” Spergel, un sujeto que podía entrar y salir de las oficinas.

El propio Steve Wozniak describió el club como el “corazón creativo del mundo”. Las reuniones quincenales, que él consideraba los días más importantes de su vida, congregaban a los genios de Silicon Valley.

Allí, las mentes inquietas compartían sus proyectos, debatían sobre tecnología y forjaban alianzas. Pero, ¿cómo se cruzaron los caminos de Jobs y Spergel? La respuesta está en la amistad que desarrollaron por un acuerdo comercial.

Marty tenía una pequeña empresa llamada M&R Electronics, en donde el sujeto formó una interesante cartera de contactos y tenía fuertes alianzas con fabricantes, pero también con hackers que cotizaban moduladores de radiofrecuencia.

De ahí fue que Spergel creó el Sup’R’Mod, un aparato para conectar el Apple II a la TV mediante una salida de video compuesto. Gracias a ello Apple podía esquivar algunas regulaciones de la FCC para convertir cualquier televisor en una computadora.

Al final se vendieron cerca de 400.000 unidades de este modelo y eso forjó la base de la amistad con Steve Jobs, quien le dio esta tarjeta como empleado fantasma, que le permitía deambular, entrar y salir de las oficinas de Apple a placer.

Tags

Lo Último


Te recomendamos