Internet

Mantén tu PC al máximo: Cómo y por qué deberías realizar pruebas de estrés en tu GPU

Es fundamental mantener tu computador siempre optimizado.

Al momento de querer armar tu primera PC gamer tal vez te topes con dos siglas muy similares pero bastante distintas entre sí: GPU y CPU.

Todos los usuarios dedicados a actividades de diseño gráfico, producción de contenido digital y/o gamers saben de la importancia de la GPU (Unidad de Procesamiento Gráfico) para su PC.

Y es que como cualquier otro componente de hardware, las GPUs no están exentas de desgaste y posibles fallos. Aquí es donde las pruebas de estrés se vuelven esenciales.

¿Qué son las pruebas de estrés de la GPU?

Una prueba de estrés es un proceso que somete a la tarjeta gráfica a niveles de carga extremadamente altos, similares a los que experimentaría durante el uso intensivo.

Este tipo de pruebas son fundamentales para evaluar la estabilidad y eficiencia de la GPU, permitiendo a los usuarios identificar y solucionar problemas potenciales antes de que causen daños mayores o disminuyan el rendimiento del sistema.

Cómo realizar una prueba de estrés

Para llevar a cabo esta misión es necesario contar con un software especializado. Una herramienta popular y gratuita para este propósito es FurMark.

Furmark

Al usar FurMark o herramientas similares, se pueden ajustar diversas configuraciones para personalizar la prueba según las necesidades y capacidades específicas de tu sistema.

Podrás ver el estado de tu tarjeta gráfica bajo una alta demanda, con especial atención en su temperatura y rendimiento.

Mejor no omitirlo

Las pruebas de estrés pueden revelar fallos o errores que no son evidentes en el uso diario, permitiendo una intervención temprana.

También, si has experimentado problemas como congelamientos o disminución de FPS, una prueba de estrés puede ayudar a determinar la causa raíz y encontrar soluciones efectivas, junto con verificar si la GPU está alcanzando su máximo potencial y rendimiento esperado.

La regularidad con la que se deben realizar estas pruebas varía según el uso del ordenador. Para usuarios con tareas cotidianas y menos exigentes, una prueba anual puede ser suficiente.

Sin embargo, para aquellos que utilizan sus equipos para tareas de alto rendimiento, se recomienda realizar pruebas más frecuentemente, cada trimestre o semestre.

Con todo, no está demás decir que tengas cuidado: Al realizar esta prueba, tu computador puede calentarse y averiarse. Es fundamental estar alerta, entender este proceso y leer bien antes de proceder con el mantenimiento de tu GPU.

Tags

Lo Último


Te recomendamos