Internet

Alerta para tu billetera: las unidades SSD subirán su precio 55% este 2024

Es el mejor momento para comprar un unidad de memoria SSD. Todo apunta a que para el año 2024 subirán un 55%.

Se veía venir y el momento del alza se acerca. Las unidades de memoria SSD en prácticamente todas sus presentaciones, pero particularmente las que integran memorias NAND, subirán sus precios a partir del año 2024.

Es algo que se esperaba una vez que se reajustara el mercado luego de un año 2023 en donde los costos de estos productos habían llegado a niveles realmente bajas jamás registrados.

Se trató de un curioso efecto del flujo de la oferta y la demanda, donde entre 2020 y 2022 todos vivimos aislados físicamente y con la necesidad permanente de incrementar nuestra memoria de almacenamiento para trabajar desde casa.

Esto detonó en la etapa de transición a la normalidad una ola de sobreproducción. En donde la oferta de unidades SSD era mucho mayor que la demanda, que ahora es más baja que en los tiempos de encierro.

Gracias a ello en 2023 encontramos unidades a precios de remate, si sabíamos buscar con algún proveedor ajeno a cadenas de franquicia, las cuáles en raras ocasiones ajustaron sus costos al público.

Pero todo por servir se acaba y en 2024 se espera una alza considerable.

Para 2024 las unidades SSD incrementarán su precio un 55%: es el momento de comprar

Un extenso e interesante artículo de los amigos de HardZone en España nos comparten cómo en los últimos años, los precios de las SSD han bajado considerablemente, pero esta tendencia está a punto de cambiar.

Según diversos fabricantes, los precios de estas unidades de almacenamiento subirán en los próximos meses, alcanzando un aumento de hasta el 55%.

La razón de esta subida de precios, como ya abordamos superficialmente, sería el encarecimiento de las memorias NAND, un componente esencial en los SSD.

En 2021, la escasez de suministros provocó una ligera subida de precios de estas memorias, que se ha mantenido hasta 2023 en algunos mercados, aunque en general sus costos fueron accesibles.

Sin embargo, el mercado se está recuperando y la demanda está aumentando con relación al volumen de producción ajustado actualmente, lo que está provocando que los precios de las memorias NAND vuelvan a subir.

Algunos fabricantes de SSD ya han comenzado a subir los precios de sus productos. Por ejemplo, Samsung ha incrementado el precio de sus unidades SSD en un 20% y se espera que otros fabricantes sigan sus pasos en los próximos meses.

Así que la mejor recomendación es comprar una SSD antes del cierre del año.

Tags

Lo Último


Te recomendamos