Internet

Se les perdió una bolsa de herramientas en el espacio... ¡Y puedes verla flotando desde la tierra!

A quién no se le ha quedado alguna cosa en su lugar de trabajo.

El éxito de este experimento marca un hito en la investigación espacial.

Mientras llevaban a cabo tareas de mantenimiento en el exterior de la Estación Espacial Internacional (ISS), dos miembros de la NASA extraviaron involuntariamente una bolsa de herramientas.

Ahora, este brillante recipiente blanco flota en el espacio a unos 400 kilómetros sobre la superficie terrestre.

El incidente tuvo lugar el 1 de noviembre durante la primera caminata espacial de los astronautas Jasmin Moghbeli y Loral O’Hara fuera de la ISS.

Recomendados

Durante seis horas y 42 minutos, llevaron a cabo labores de mantenimiento, incluyendo el reemplazo de un cojinete del panel solar que suministra energía a la estación.

Además, se prepararon para instalar un nuevo panel solar, retirando una barra de manipulación y ajustando un cable que interfería con una cámara externa.

No obstante, al regresar al interior de la estación, se dieron cuenta de la ausencia de su bolsa de herramientas.

“Durante la actividad, se perdió inadvertidamente una bolsa de herramientas”, informó Mike García de la NASA en una publicación de blog que detallaba la caminata espacial.

“Los controladores de vuelo detectaron la bolsa de herramientas mediante cámaras externas de la estación. Las herramientas no fueron necesarias posteriormente. El Control de la Misión analizó la trayectoria de la bolsa y determinó que el riesgo de recontacto con la estación es bajo, asegurando la seguridad de la tripulación y la estación sin requerir acciones adicionales”.

—  Mike García

Los astronautas tienen mucho en qué concentrarse durante las caminatas espaciales, y la estación espacial ha experimentado incidentes similares en los que objetos se extraviaron.

Igual no es la primera vez

En 2008, la astronauta Heidemarie Stefanyshyn-Piper también perdió su bolsa de herramientas mientras se ocupaba de una pistola de engrase que había explotado dentro de su bolsa.

En 2017, durante una caminata espacial fuera de la ISS, los astronautas perdieron una bolsa que contenía un escudo contra escombros de cinco pies de largo. En 2006, se soltó accidentalmente un perno, un resorte y una arandela. Ese mismo año, Piers Sellers perdió una espátula.

Y, como se conoce, en 1965, durante la primera caminata espacial estadounidense, el astronauta Ed White perdió un guante de repuesto (se puede ver alrededor de los 5:43 minutos en el siguiente video).

La bolsa de herramientas recientemente extraviada pasará varios meses a la deriva en el espacio antes de descender a la órbita terrestre y, eventualmente, desintegrarse en la atmósfera. Según Eddie Irizarry y Deborah Byrd de EarthSky, se estima que reingresará aproximadamente en marzo de 2024.

Debido a su color blanco y su naturaleza reflectante, es probable que la bolsa de herramientas sea visible desde la Tierra con la ayuda de binoculares, según EarthSky.

Los observadores de estrellas tienen mayores posibilidades de detectarla si primero localizan la ISS y luego exploran el área justo delante de ella.

Actualmente, la bolsa se encuentra aproximadamente un minuto por delante de la estación espacial, pero con el tiempo estará entre dos y cuatro minutos por delante, según la publicación.

La basura espacial es un problema

Esta bolsa de herramientas ahora se une a la creciente cantidad de “basura espacial” que orbita alrededor de la Tierra. También denominada “desechos orbitales”, esta diversa colección incluye satélites inactivos, cohetes abandonados y otros objetos.

La acumulación de basura espacial está en aumento y, a medida que se preparan más lanzamientos de satélites, estos desechos representan un problema cada vez mayor.

Aunque la mayoría de las piezas son pequeñas, se desplazan a velocidades extremadamente altas, lo que implica que las colisiones podrían dañar satélites, naves espaciales e incluso la propia estación espacial.

En la órbita terrestre baja, que abarca un rango de 100 a 621 millas sobre la superficie del planeta, los objetos se mueven a unos 17.000 millas por hora.

Esto significa que incluso un objeto pequeño, del tamaño de una pelota de ping-pong, “podría causar daños significativos o destruir por completo infraestructuras existentes, generando más fragmentos”, según la Federación de Científicos Estadounidenses.

Los científicos comparan la basura espacial con la contaminación en los océanos del mundo y están instando a esfuerzos globales para limpiar y mitigar el espacio.

Se estima que alrededor de la Tierra hay unos 100 billones de fragmentos de desechos de diversos tamaños.

Tags

Lo Último


Te recomendamos