Internet

Millennials buscan casa: los puntos clave al cotizar una vivienda por Internet

Hay muchas dudas en la red. Aquí te ayudamos con una breve guía. Los nativos digitales hacemos todo por la web.

Los nativos digitales hacemos todo por Internet: comprar comida, vigilar nuestra casa, conversar con amigos, agendar horas al médico y más. Hoy muchos de los nativos digitales están pensando en un paso importante: adquirir una vivienda. Y por eso, Internet también es el ligar donde buscamos opciones.

En esta guía, queremos aclararte algunos puntos clave, para que esa búsqueda sea segura y cómoda. Hace unas décadas, la búsqueda de una vivienda se hacía a través del periódico o de acudiendo directamente a la población de interés para anotar el teléfono y ponerse en contacto con el propietario o agente inmobiliario. Ahora solo bastan unos clicks.

Arrendador de vivienda

El paso a paso

Al ver una casa por Internet, no basta con sólo encontrar una opción que nos guste, se deben revisar diferentes aspectos que simple vista no se ven y a la larga pueden ser un problema, o peor aún, un fraude.

Recomendados

En entrevista con El Economista, Leonardo González, analista de Real Estate del portal inmobiliario Propiedades.com, explicó que al momento de ver una vivienda por Internet se debe revisar con detenimiento la descripción del inmueble y la distribución del espacio; como los cuartos, la sala o el baño, así como las instalaciones, servicios y amenidades.

Explicó que se debe mirar con detenimiento las fotografías, las cuales, si son de buena calidad, brindan un panorama real de lo que va a encontrar si decide visitar dicho inmueble. Otro de los datos a los que se debe poner atención es la información catastral que puede contener la oferta, esto genera legalidad y transparencia al revisar un inmueble en línea.

El financiamiento

A través de Internet también se pueden generar cotizaciones online del financiamiento. Teniendo claro el valor de la propiedad, y tu capacidad de pie, puedes simular los montos e incluso conocer el valor aproximado que tendría tu cuota o dividendo mensual en determinado banco.

Solo basta completar algunos datos, e incluso si dejas tus datos de contacto, es probable que desde el mismo banco te contacten para ver si deseas concretar la oferta. Aquí la recomendación es siempre cotizar al menos tres alternativas y comparar tasas y facilidades.

Ahorro programado de Banco del Pacífico

Una gran noticia, es que actualmente los bancos están empezando nuevamente a financiar hasta el 90% de las propiedades, por lo que el inversionista no necesariamente debe tener grandes sumas para iniciar una compra, entregando desde un 10 a un 20% de pie en variadas cuotas, eliminando la barrera para invertir.

“Se puede financiar una propiedad con poco o nada de pie, entendiendo que algunos bancos están prestando hasta el 90%, dependiendo el perfil de cada persona. En este caso, se puede complementar con un bono pié, que en el caso que te dan el 80%, la idea es que puedas dar ese 10% en variadas cuotas, o un 90% sin tener que poner nada al momento de la compra” asegura Francisco Rocha, CEO de Propital.

Si bien en el caso de la compra con entrega futura igualmente no dispones del bien raíz hasta que no termina la construcción, puedes aprovechar que podría ganar plusvalía con el tiempo. Esto podría suponer más rentabilidad para ti a futuro. Además, según Rocha, “una gran mayoría de las inmobiliarias, entregan opciones desde 18 cuotas hasta incluso 60 meses, lo cual hace más accesible y democrático el acceso al proceso”. Otra facilidad más.

Chequeo de información: algo clave

Mariano Balcare, director de Desarrollo de Negocios del portal inmobiliario Vivanuncios, indicó que aparte de la documentación, antes de comprar una vivienda tiene que evaluar varias cosas, entre ellas si la zona donde está tiene potencial de crecimiento, y aconsejó considerar varias opciones en una sola ubicación.

El directivo de Vivanuncios explicó que como comprador se tiene derecho a solicitar toda la documentación necesaria para verificar la legalidad de la oferta, como una copia de la inscripción o cualquier comprobante de domicilio como agua, luz o teléfono.

De igual forma, sugirió verificar la identidad del vendedor o de la agencia inmobiliaria, para confirmar que realmente se trata de del dueño o de una empresa seria. Agregó que, de preferencia, es mejor buscar propiedades en portales inmobiliarios confiables, que su dominio empiece con https o que sean de empresas de renombre.

De acuerdo con información de Hipotecario de Scotiabank, poco más del 50% de sus clientes actuales nacieron entre 1980 y 1999, lo que prueba que la aspiración a tener una casa propia no es exclusiva de las generaciones X y Baby Boomer. Los millennials también se están sumando y lo hacen en su mayoría por Internet.

Tags

Lo Último


Te recomendamos