Internet

FBI advierte a los consumidores que no usen estaciones de carga de teléfonos públicos

Los delincuentes pueden haber dejado intencionalmente los cables enchufados en las estaciones de carga para obtener información de los usuarios

Los puntos de cargas pueden infectar sus celulares | Foto: Referencial

El FBI advierte a los consumidores que no usen estaciones de carga de teléfonos públicos para evitar exponer sus dispositivos a software malicioso.

Las estaciones USB públicas como las que se encuentran en los centros comerciales y aeropuertos están siendo utilizadas por malos actores para propagar malware y software de monitoreo, según un tuit de la sucursal de Denver del FBI la semana pasada. La agencia no proporcionó ningún ejemplo específico.

Aviso

“Lleve su propio cargador y cable USB y use un tomacorriente en su lugar”, aconsejó la agencia en el tuit.

Recomendados

Si bien las estaciones de carga públicas son atractivas para muchos cuando los dispositivos se están quedando sin batería, los expertos en seguridad han expresado durante años su preocupación por el riesgo. En 2011, los investigadores acuñaron el término “juice jacking” para describir el problema.

Celulares comprometidos

“Simplemente conectando su teléfono a una regleta o cargador [comprometido], su dispositivo ahora está infectado y eso compromete todos sus datos”, explicó Drew Paik, anteriormente de la firma de seguridad Authentic8, a CNN en 2017.

El cable que usa para cargar su teléfono también se usa para enviar datos desde su teléfono a otros dispositivos. Por ejemplo, cuando conecta su iPhone a su Mac con el cable de carga, puede descargar fotos desde su teléfono a su computadora.

Si un puerto se ve comprometido, no hay límite para la información que un pirata informático podría tomar, explicó Paik previamente a CNN. Eso incluye su correo electrónico, mensajes de texto, fotos y contactos.

Anuncios del FBI

“El FBI proporciona regularmente recordatorios y anuncios de servicio público junto con nuestros socios”, dijo a CNN Vikki Migoya, oficial de asuntos públicos de la sucursal de Denver del FBI. “Este fue un recordatorio general para que el público estadounidense se mantenga seguro y diligente, especialmente mientras viaja”.

La Comisión Federal de Comunicaciones también actualizó una publicación de blog advirtiendo que un puerto de carga corrupto puede permitir que un actor malicioso bloquee un dispositivo o extraiga datos personales y contraseñas.

“En algunos casos, los delincuentes pueden haber dejado intencionalmente los cables enchufados en las estaciones de carga”, según la publicación del blog de la FCC. “Incluso ha habido informes de cables infectados que se regalan como obsequios promocionales”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos