Internet

Los peores teclados de la historia que definitivamente no te gustaría usar

La tecnología ha dado pasos enormes en el terreno de la computación. Pero en ese trayecto hemos tenido algunos teclados terribles. Aquí los 3 peores.

La tecnología ha dado pasos enormes en el terreno de la computación. Pero en ese trayecto hemos tenido algunos teclados terribles. Aquí los peores.

¿Recuerdan cómo fue su primera interacción con una computadora? Tal vez el elemento más distintivo del hardware era el monitor, sobre todo si llegaron a conocerlas y usarlas a finales de los 90. Pero un elemento con el que necesariamente tuvieron que lidiar debió ser sin duda el teclado.

Para quienes conocieron el mundo antes del nacimiento de internet y Windows 95 el teclado no era otra cosa más que una adaptación más moderna del que tenía cualquier máquina de escribir 100% mecánica.

Gracias a un cable todo lo que tecleábamos ahí tenía una repercusión o reacción en la interfaz de la computadora. Era como magia. Pero entonces llegó el fin de siglo y se arruinó todo.

Durante buena parte de los 90 los teclados se mantuvieron relativamente bajo las mismas cualidades generales de diseño y forma.

Pero cerca del año 2000 inició una torcida tendencia que todavía se mantiene relativamente hasta nuestros días, con el desarrollo y diseño de teclados cuyo diseño es francamente aberrante o poco práctico en el mejor de los casos.

Así que hemos organizo este recorrido de nostalgia por algunos de los peores teclados que nos hemos topado en la historia.

Estos son los peores teclados de la historia, según nosotros

Celluon Epic Projection

Empecemos con un modelo tan reciente como aborrecible, el Celluon Epic Projection, un teclado que cuando salió al mercado hace una década lucía como la apuesta más robusta para el futuro de este mercado.

Se trata de un teclado holográfico reactivo a su uso sobre cualquier superficie. La idea sonaba tan romántica como propia de una película cyber-punk. Pero en la práctica la experiencia fue tan decepcionante como detonadora de ira.

Teclado enrollable

Un lugar de honor en esta galería del desprecio lo tienen los teclados enrollables, de cualquier marca. Un accesorio que sobrevive hasta nuestros días gracias a lo atractivo de su idea.

Esta clase de teclados sí, funcionan y son prácticos para transportar y almacenar. Pero la realidad es que la experiencia de uso es demasiado frustrante, sobre todo para labores de redacción o algo que exija agilidad en el tecleado.

Apple no iba a salir libre de mancha en este recuento y es necesario recordar los teclados de mariposa que impulsó, defendió y finalmente abandonó, tras años de uso y presencia en su línea MacBook.

Teclado Mariposa de MacBook.

Sí, estos teclados hacían mucho más ágil el punto de contacto y daba una relativa sensación de comodidad en su uso. A la par que había posible diseñar portátiles mucho menos voluminosas.

Pero el verdadero dolor de cabeza se suscitaban algunos meses o años después de la compra de la laptop, cuando algunas teclas de manera aislada comenzaron a dejar de funcionar.

El pequeño gran problema con ello, debido a la arquitectura del ese diseño y la forma de su membrana es que la reparación resultaba extraordinariamente costosa.

Hoy en día Apple ha abandonado ese sistema, regresando a los diseños más viejos pero más efectivos, duraderos y confiables.

Tags

Lo Último


Te recomendamos