Internet

Inteligencia Artificial: 5 razones que generan preocupaciones entre los expertos

La información suministrada por un exingeniero de Google sobre la IA despertó nuevamente el debate.

IA

La Inteligencia Artificial es un tipo de tecnología que no tiene reversa y que cada vez está más presente en nuestra vida cotidiana.

Mucho se ha hablado de los beneficios que presenta este tipo de tecnología que combina algoritmos planteados con el propósito de crear máquinas con las mismas capacidades del ser humanos.

Al igual que hemos visto muchas conferencias de CEO de Silicon Valley, donde exponen los trabajos que se encuentran en fase de desarrollo en empresas de tecnología que cuentan con ayuda de Inteligencia Artificial.

Sin embargo, también hay un lado B de esta tecnología que sigue avanzando a pasos inimaginables. Desde Elon Musk, pasando por Bill Gates y hasta Stephen Hawking han expresado los riesgos que tiene la IA.

El reciente hecho ocurrido con un ex ingeniero de Google que afirmó que la Inteligencia Artificial desarrolló sentimientos, reabre nuevamente el debate sobre los límites de esta tecnología.

Es por eso que a continuación conocerás 5 preocupaciones que genera la Inteligencia Artificial entre personalidades involucradas en la industria tecnológica.

[Inteligencia Artificial: ¿Cómo garantizamos que las máquinas funcionen de forma ética?]

Preocupaciones de la Inteligencia Artificial

5. Alcance mayor que el ser humano

Stephen Hawking en 2014 indicó que el riesgo más grande de la Inteligencia Artificial es que no tendría los límites biológicos que el ser humano si tiene. “El desarrollo de una inteligencia artificial completa podría significar el fin de la raza humana. Despegaría por sí sola y se rediseñaría a un ritmo cada vez mayor. Los humanos, que están limitados por una evolución biológica lenta, no podrían competir y serían superados”, dijo.

4. Poca regulación al respecto

Elon Musk ha advertido que este tipo de tecnología debe contar con una regulación que limite sus funciones. “Debemos ser sumamente cuidadosos con la inteligencia artificial. Es potencialmente más peligrosa que las armas nucleares...Hasta que la gente no vea a los robots matar a personas por la calle no se entenderán los peligros de la inteligencia artificial. Los robots podrán hacer todo mejor que nosotros. Estamos expuestos a una IA más vanguardista y creo que la gente debería estar realmente preocupada por ello”, indicó.

3. Un arma difícil de vencer

Más de 100 líderes en el área de robótica e IA, entre ellos Elon Musk, fundador de Tesla o SpaceX; Mark Zuckerberg, fundador de Facebook; o Mustafa Suleyman, cofundador de DeepMind de Google, lanzaron una advertencia sobre los riesgos que plantean las máquinas con una gran inteligencia.

“Estas pueden ser armas de terror, armas que los déspotas y terroristas usen contra poblaciones inocentes, y armas hackeadas para comportarse de manera no deseada […]. Una vez que se abra esta caja de Pandora, será difícil cerrarla”, advertía la Carta Abierta a la Convención de las Naciones Unidas sobre Ciertas Armas Convencionales.

2. Automatización de trabajos

La automatización del trabajo generalmente se considera la preocupación más inmediata. Ya no se trata de si la IA reemplazará ciertos tipos de trabajos, sino en qué grado. En muchas industrias, particularmente, pero no exclusivamente, aquellas cuyos trabajadores realizan tareas predecibles y repetitivas, la interrupción está en marcha.

Según un estudio de 2019 de Brookings Institution, 36 millones de personas trabajan en trabajos con “alta exposición” a la automatización, lo que significa que en poco tiempo al menos el 70 por ciento de sus tareas, que van desde ventas minoristas y análisis de mercado hasta hospitalidad y trabajo de almacén, se realizarán utilizando IA.

1. Privacidad

El renombrado futurista Martin Ford advertía los riesgos a nivel de seguridad informática que la Inteligencia Artificial supondría en la privacidad de los usuarios.

Un buen ejemplo, dijo, es el uso “orwelliano” de China de la tecnología de reconocimiento facial en oficinas, escuelas y otros lugares. “Los regímenes autoritarios lo usan o lo van a usar”, dijo Ford. “La pregunta es, ¿Cuánto invade los países occidentales, las democracias y qué restricciones le ponemos?”

Tags

Lo Último


Te recomendamos