Internet

Mercedes ha dado el primer paso para la extinción definitiva de la caja de cambios manual

A Toretto no le va a gustar esto.

Malas noticias para los amantes de las velocidades, los cambios y las cajas manuales. Muchos pilotos, profesionales y aficionados, prefieren las autos sincrónicos por el clutch y las palancas manuales. Sin embargo, su fin está anunciado y Mercedes ha dado un paso para ello.

Que se acaben por completo parece difícil, precisamente por las personas que prefieren este tipo de cajas, pero quizás tengan que optar por dos extremos del mercado, el lujo o los modelos más baratos, como explica Xataka.

Mercedes está preparándose para una nueva era. Un representante de la marca confirmó a Automobilwoche que la firma alemana dejará de vender variantes manuales en su modelo Clase C a partir del 2023.

El motivo que expone la marca es la baja demanda de este tipo de transmisiones, que se ha ido acelerando en Estados Unidos y Europa por un aumento de la electrificación en los automóviles.

Los expertos explican que una electrificación que vaya más allá de la hibridación de 48 voltios es sinónimo de cambio automático.

Más potente y más caro es igual a cero cajas manuales

Mientras más potente y caro es el vehículo, menos presencia tienen las cajas de cambio manuales. Manteniendo a Mercedes dentro del ejemplo, los modelos Clase E y Clase S no tienen opciones de versión sincrónica.

Otros fabricantes como Seat, Cupra y BMW también tienen sus versiones más costosas solo con caja automática. La conclusión es que las compañías con autos gama media o alta eliminan las versiones manuales.

Los vehículos más baratos todavía mantienen una amplia gama de productos con cambios manuales. La caja de cambios automática es más costosa, por lo que la transmisión manual los hace más atractivos en un público que no puede desembolsar una gran cantidad de dinero.

Otro punto que pronostica la desaparición de las cajas manuales es que, como son incluidas en los autos más económicos y pequeños del mercado, estos también están condenados a desaparecer en algún momento ya que son fabricados para funcionar con combustión pura y exclusivamente con gasolina o diésel. Pasarán a automáticos o a la electrificación.

Tags

Lo Último


Te recomendamos