Internet

Google Rusia se declaró en bancarrota debido a la presión del gobierno de Vladímir Putin

El gobierno de Vladímir Putin multó a Google Rusia con más de 110 millones de dólares por mantener contenido considerado “ilegal” sobre la invasión a Ucrania.

Vladímir Putin hundió a Google Rusia: la compañía se declaró en bancarrota, luego que las autoridades la multaran con más de 110 millones de dólares por mantener contenido considerado “ilegal” sobre la invasión a Ucrania.

Los rusos además confiscaron la cuenta bancaria de Google Rusia. La empresa decidió sacar de Moscú sus oficinas, con destino incierto.

Así, el gobierno de Putin se quita de encima otra fuente crítica de información, evitando que sus ciudadanos se informen por otras vías acerca del conflicto.

“Google Rusia ha publicado un aviso de su intención de declararse en quiebra”, dijo a la AFP un portavoz de la empresa.

“La incautación de la cuenta bancaria de Google Rusia por parte de las autoridades rusas ha hecho que sea insostenible que nuestra oficina en Rusia funcione, incluido el empleo y el pago de empleados con sede en Rusia, el pago a proveedores y vendedores, y el cumplimiento de otras obligaciones financieras”, añadió.

La ofensiva de Vladímir Putin contra Google Rusia y otros medios continúa

Como recuerda The Moscow Times, un tribunal de Moscú multó a Google con 7.200 millones de rublos, el aproximado de 113.5 millones de dólares, el pasado diciembre. El argumento es no haber eliminado “contenido prohibido en Rusia”.

El tribunal, además, congeló la principal cuenta de Google Rusia y los alguaciles sacaron el dinero de ella.

La compañía intentó apelar el fallo, sin éxito. La fecha límite para pagar la multa era el 19 de marzo.

Google continuará prestando servicios gratuitos, como Google Search, YouTube, Gmail, Maps, Android y Play a sus clientes en Rusia. Las autoridades rusas no planean, por los momentos, bloquear YouTube, aunque sí la han multado por su negativa a transmitir material pro ruso respecto a la guerra de Ucrania.

Putin ordenó la invasión de Ucrania el pasado 24 de febrero, con el objetivo de “desnazificar” al gobierno local, presidido por Volodímir Zelenski. También reconoció la independencia de las regiones orientales ucranianas de Luhansk y Donetsk.

Tags

Lo Último


Te recomendamos