Internet

El divorcio que le costó una fortuna a Michael Jordan

La leyenda de la NBA se separó en 2006, pero tuvo pérdidas millonarias, luego de la demanda interpuesta por su expareja.

En la historia del deporte pocos atletas han alcanzado el éxito que logró Michael Jordan en el básquetbol.

Su gloria traspasó fronteras, al grado de tener una de las marcas más importantes de ropa en el mundo.

Además, en la NBA marcó un antes y un después, al ser uno de los hombres más destacados en la duela, ganando seis anillos de campeonato.

Con los Toros de Chicago vivió una época de gloria, que, probablemente, no se repetirá en mucho tiempo en la liga estadounidense.

La fortuna de Michael es estratosférica, puesto que ha invertido sus ganancias en diferentes empresas, así como en varias franquicias.

Sin embargo, “Su Majestad” tuvo una de sus peores derrotas fuera de las duelas, cuando se divorció de su exesposa Juanita Vanoy.

La separación de su expareja marcó uno de los juicios más costosos en Estados Unidos.

En 2006, la estrella del básquetbol dio fin a una relación de 17 años, con la mujer que lo vio triunfar como atleta.

El matrimonio se consumó en 1989, cuando contrajeron nupcias en Las Vegas, Nevada, pero 13 años después comenzaron los problemas.

Y es que, en 2002, Juanita demandó a Jordan, pues quería el divorcio inmediato. Sin embargo, a los pocos meses todo se detuvo.

Pero cuatro años después, Vanoy ratificó su intención de romper el matrimonio, por lo que se firmó una separación que incluía 168 millones de dólares.

Además, a Juanita se le dio una mansión en Chicago de 745 metros cuadrados, la cual tiene un valor cercano a los cuatro mdd.

Esta relación dejó ciscado a Michael, por tal motivo, cuando contrajo nupcias con Yvette Prieto, firmó un acuerdo que protegía su fortuna.

Forbes posiciona a Michael Jordan en el puesto mil de las personas más ricas del mundo, con una fortuna que ronda los dos mil 100 millones de dólares.

Esto no habría sido posible sin la ayuda de Nike, que a su vez crecieron a pasos agigantados en el sector de equipamiento deportivo de la mano de “MJ”.

La empresa convirtió a Jordan en un negocio independiente, con ingresos de más de tres mil mdd, lo que le ha dado la oportunidad de poseer restaurantes y concesionarias de autos de lujo.

Incluso, es el dueño de los Hornets de Charlotte de la NBA, equipo que compró hace algunos años.

Para obtener acciones de la franquicia, Michael pagó cerca de 175 mdd en 2006, pero su ambición lo llevó lejos y decidió adquirir todos los derechos por 275 millones más.

Recientemente, Jordan compró un equipo de Nascar, por lo que incursiona también en la industria automotriz.

Tags

Lo Último


Te recomendamos