Internet

Las armas y tecnologías que tiene Rusia en su invasión a Ucrania

Rusia ataca Ucrania en una de las más invasiones más grandes que se recuerden en Europa desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.

Esta semana Rusia inició su invasión a Ucrania, bajo el pretexto de defender la independencia de Donetsk y Luhansk. Cientos de miles de soldados fueron enviados por Vladimir Putin a atacar, con armas de última generación como drones, tanques y, también, elementos cibernéticos.

El poder de fuego ruso es terrible, convirtiéndose en una gran tragedia para Europa.

¿Cuáles son las principales armas que maneja el ejército ruso en su invasión?

Tanques y vehículos blindados de Rusia

De acuerdo con Kelsey D. Atherton, de Popular Science, destacan los tanques T-72, T-80 y T-90. Los dos primeros modelos fueron “construidos y desplegados por primera vez por la Unión Soviética, y han sido modernizados desde entonces”.

El diseño más reciente es el T-90, una evolución del T-72.

En líneas generales, los tres modelos pueden viajar a velocidades de entre 60 y 72 kilómetros por hora en carretera, y hasta 43 kilómetros en terrenos sin pavimentar. Cada tanque cuenta con un cañón de ánima lisa de 125 mm, lo que les permite compartir municiones.

Además poseen la capacidad de disparar misiles guiados antitanque, para un golpe más certero y a mayor alcance que la munición regular.

Explica Atherton, experto en defensa que publicó trabajos para The New York Times y Foreign Policy, que algunos de los tanques poseen sensores de puntería avanzados que permiten la identificación de enemigos a poco más de 2 kilómetros de distancia y con luz reducida.

Otro de los tanques modernos es el T-14 Armata, automatizado, con tripulación opcional. No obstante, no se ha producido en números suficientes para entrar en el conflicto.

El T-90 también tiene un tipo especial de protección, el Relikt, que detona láminas de material explosivo para neutralizar proyectiles entrantes.

Los convoyes militares rusos cruzaron desde Bielorrusia a la región de Chernihiv, al norte de Ucrania, y desde Rusia a la región de Sumy, también al norte del país atacado, de acuerdo con el servicio de guardia fronteriza de Ucrania, citado por la BBC.

Artillería y drones

Más allá de los tanques, el ejército ruso posee artillería BM-30 Smerch, un sistema de cohetes de lanzamiento múltiple. Tiene 12 tubos de cohetes en su parte superior, generando una gran salva durante 38 segundos, alcanzando una enorme cantidad de objetivos al mismo tiempo, abarcando un área de 60 hectáreas o el equivalente a 150 campos de fútbol.

La BM-30 Smerch ha sido probada en conflictos en Siria y Azerbaiyán.

Los drones también son parte del arsenal ruso. Popular Science destaca el Orlan-10, que es un dron explorador que inspecciona el daño causado por la artillería propia, para encontrar nuevos objetivos.

Entre los sistemas de guerra electrónica, para proteger a los cuerpos, destacan el Krasukha 2 y 4, inhibidores de las señales de radar enviando ondas. Con esto, se bloquean no solo los lanzamientos de drones del enemigo (no reciben señales GPS), sino también se inhiben las comunicaciones regulares.

Ataques rusos a las infraestructuras militares de Ucrania

El Ministerio de Defensa ruso está apuntando a la infraestructura militar ucraniana con armas de precisión. Interfax Ucrania informó de ataques con cohetes contra instalaciones militares en todo el país, y que las tropas rusas desembarcaron en las ciudades portuarias de Odessa y Mariupol, al sur.

“Continuaremos desarrollando sistemas de armas avanzados, incluidos los hipersónicos y los basados en nuevos principios físicos, y ampliaremos el uso de tecnologías digitales avanzadas y elementos de inteligencia artificial”, señaló Putin en una de sus más recientes intervenciones, citado por la AFP.

“Tales complejos son realmente las armas del futuro, que aumentan significativamente el potencial de combate de nuestras fuerzas armadas”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos