Internet

Google podría despedir a sus empleados no vacunados contra el COVID-19 y les da siete meses para presentar un comprobante

Tensión en las oficinas de Google.

Los empleados de Google que no han sido vacunados contra el coronavirus COVID-19 podrían ser puestos en licencia forzosa y luego despedidos de la empresa si no siguen la normativa de salud de la compañía, según un memorando interno obtenido por CNBC.

La política afectará a los empleados que habrían caído bajo la jurisdicción del mandato de vacunas del presidente Joe Biden, que actualmente enfrenta desafíos en el Senado y el sistema judicial, recuerda The Verge.

El memo de Google informa: “Esperamos que casi todas las funciones de Google en los Estados Unidos estén dentro del alcance de la orden ejecutiva. Cualquier persona que ingrese a un edificio de Google debe estar completamente vacunada o tener un alojamiento aprobado que le permita trabajar o venir al lugar. Las pruebas PCR frecuentes no son una alternativa válida a la vacunación”.

Google les había dado a sus empleados hasta el 3 de diciembre para cargar un comprobante de vacunación o recibir la aprobación de una exención médica o religiosa. La compañía asegura que cualquier persona que no haga ninguna de esas cosas antes del 13 de enero recibirá una licencia administrativa paga de 30 días, y si aún no cumplen después de ese mes, podrían enfrentar una licencia sin goce de sueldo de hasta seis meses y luego ser despedidos.

Google no niega su política de salud

La portavoz de Google, Lora Lee Erickson, dio declaraciones a The Verge por el memorando.

Como dijimos anteriormente, nuestros requisitos de vacunación son una de las formas más importantes en que podemos mantener a nuestra fuerza laboral segura y mantener nuestros servicios en funcionamiento. Estamos comprometidos a hacer todo lo posible para ayudar a nuestros empleados que pueden vacunarse a hacerlo y respaldar firmemente nuestra política de vacunación”.

El informe de la CNBC señala que puede haber algunas opciones para los empleados no vacunados, como el teletrabajo. Mientras que la compañía espera que el mandato del presidente se aplique a casi todos, los trabajadores pueden buscar puestos que no están cubiertos por el mandato, presumiblemente fuera de una oficina, aunque lo ideal para todas las partes es que reciban la vacuna.

Aunque la compañía no ha determinado cuándo los empleados tendrán que regresar a la oficina luego de la aparición de la variante Ómicron, sí espera que gran parte de su fuerza laboral esté haciendo al menos algo de trabajo presencialmente. Sin embargo, CNBC insiste en que incluso los trabajadores remotos deberán estar vacunados si están incluidos en el mandato.

Tags

Lo Último

Te recomendamos