Espacio

Sonda Solar Parker: ¿Cómo hicieron los científicos de la NASA para hacer que una nave “toque” el Sol sin desintegrarse?

Científicos de la NASA lograron un hito con una misión que tuvo 10 veces menos presupuesto que otros proyectos de investigación espacial.

La organización científica de la NASA es tan compleja que tiene abiertas múltiples ventanas estudiando varias regiones del sistema solar, de la galaxia y el universo profundo al mismo tiempo. A eso le deben sumar que hay satélites terrestres analizando constantemente lo interno de nuestro planeta.

Es entonces comprensible cuando vemos que hay misiones que tienen una inversión mucho más cuantiosa que otras. Sin embargo, se celebra con mayor énfasis cuando vemos que proyectos que recibieron cantidades limitadas de dinero logran hallazgos o éxitos históricos.

Uno de ellos es que le venimos a plantear a continuación. La Sonda Solar Parker tiene varios elementos sobre los que muchas personas se preguntan: ¿Cómo lo hicieron?

Quizás el más común de todos sea el hecho de que una sonda espacial ingresó a la atmósfera exterior del Sol, en la que se registran temperaturas de más de un millón de grados, sin desintegrarse. Estudiar nuestra estrella masiva de cerca es fundamental para comprender su composición y la manera en la que se formó.

Esto además hace comprender como se forman las estrellas, su tiempo de vida y la creación de los sistemas solares en el universo.

¿Cómo te acercaste Sonda Solar Parker?

De acuerdo con lo que reseña el portal Xataka, para comprender el hito de la Sonda Solar Parker, se tiene que entender el concepto de termodinámica.

Uno de los principios de este concepto científico indica que el calor siempre repercute desde los cuerpos más calientes a los más fríos.

En términos científicos el calor se trata de la transferencia de energía térmica entre las moléculas de un sistema y la temperatura sería una propiedad física medible en Celsius, Kelvin, Fahrenheit o Rankine. O sea, no son lo mismo.

De esta manera comprendemos que la corona del Sol tiene una temperatura muy alta -más de un millón de grados- pero el calor que emite no es proporcional a lo que miden los termómetros. Esto debido a que como hay baja densidad en la atmósfera externa, las partículas de plasma se dispersan.

Eso no quiere decir que una persona pueda estar en ese lugar. La realidad es que los equipos que fabricaron para la Sonda Solar Parker están aptos para aguantar unos 1.377 grados celsius, que es el calor que hace en esa región.

Los expertos de la NASA desarrollaron un mecanismo con un escudo que está compuesto con un 97 % de espuma de carbono en formas de láminas que funcionan como aislantes. La idea es que esta zona siempre esté mirando al Sol para que lo que está detrás nunca incremente las temperaturas convencionales.

Para lograrlo, la Sonda Solar Parker cuenta con sensor que lo hace siempre ir en la misma dirección. En el caso de que se mueva, los sectores en los que se registre mayor temperatura automáticamente harán redireccionar la nave para que el escudo siempre quede mirando hacia el Sol.

Tags

Lo Último


Te recomendamos