Espacio

La NASA planea probar un sistema de navegación tipo GPS en la Luna

El plan está fundamentado en el Experimento del Receptor Lunar GNSS de la NASA, LuGRE.

El Programa Artemis de la NASA mantiene su prioridad de volver a llevar al hombre a la Luna. Para ello, la agencia espacial estadounidense está intensificando sus esfuerzos en mejorar la seguridad y la navegación de sus futuros tripulantes.

Los astrónomos de la NASA están pensando en probar un sistema de navegación tipo GPS en la Luna, que utiliza señales del Sistema de Satélites de Navegación Global (GNSS, por sus siglas en inglés) de la Tierra, de acuerdo con el informe de Gizmodo.

GNSS se refiere a las constelaciones de satélites que transmiten señales de posicionamiento, temporización y navegación desde el espacio a los receptores en la Tierra.

La agencia espacial se está preparando para enviar esta carga útil experimental al único satélite natural de nuestro planeta, que será entregada por el módulo de aterrizaje Blue Ghost de Firefly Aerospace en algún momento a partir de 2024, según la NASA.

Este plan de los científicos estará fundamentado en el Experimento del Receptor Lunar GNSS de la NASA (LuGRE), desarrollado en asociación con la Agencia Espacial Italiana (ASI).

De qué se trata el LuGRE

El LuGRE intentará calcular las primeras posiciones fijas durante un viaje a la Luna, así como en la superficie lunar. Además, recibirá señales tanto del GPS como de la propia constelación GNSS de Europa, Galileo, durante el viaje.

Después de aterrizar en la Luna con Blue Ghost, el receptor desplegará su antena y recopilará datos durante 12 días, o posiblemente más. Los datos recopilados alrededor del satélite luego se transmitirán a la Tierra y se utilizarán para desarrollar sistemas GNSS lunares operativos para futuras misiones en el espacio.

J.J. Miller, subdirector de políticas y comunicaciones estratégicas del programa Space Communications and Navigation (SCaN) de la NASA, se expresó al respecto: “Estamos ampliando el alcance de los sistemas creados para brindar servicios a usuarios terrestres, de aviación y marítimos para incluir también el sector espacial de rápido crecimiento”.

Esto mejorará enormemente la precisión y la resiliencia de lo que estaba disponible durante las misiones Apolo y permitirá escenarios operativos y de equipamiento más flexibles”, concluyó Miller.

Tags

Lo Último


Te recomendamos