Espacio

Espacio: ¿Cuál es la diferencia entre un agujero blanco y un agujero negro?

Si piensas que un agujero negro es misterioso, es porque ya hay varios detectados y en estudio. Del agujero blanco solo existen teorías.

El agujero negro es el objeto, elemento o fenómeno que mayor misterio guarda en todo el universo. ¿Qué hay detrás de ellos? ¿Se puede ingresar a este territorio? ¿Se puede al menos mirar? Son preguntas que todavía no tienen, ni cerca, una intención de respuesta.

Sin embargo, al menos se le puede llamar misterioso porque ya sabemos que existen tras haber registrado a dos en fotografías. Sin embargo, hay otros fenómenos del universo que ni siquiera han sido confirmados; solo existen en teorías y supuestos.

Ese es el agujero blanco: el gemelo (malvado o bueno, todavía no sabemos) del agujero negro. Este fenómeno solo está plasmado a través de teorías basadas en cálculos matemáticos y ecuaciones físicas. Hasta ahora es un evento prácticamente imposible de confirmar.

Pero según sus conceptos más generales y básicos forman parte del lugar más profundo de los agujeros negros. Nacerían desde el mismos centro del agujero de gusano del que se eyecta infinidades de energía.

Es precisamente por esto que el científico Sean Carroll, del Instituto Tecnológico de California (Caltech) compara a ambos eventos diciendo que “un agujero negro es un lugar al que puedes entrar pero del que nunca puedes escapar. Mientras que un agujero blanco es un lugar de donde puedes salir pero al que nunca puedes regresar”, reseña BBC Mundo en una nota del 2018.

En concreto, por su color: blanco representado por la energía, contraría de un agujero negro. Además, el hecho de que expulse y no trague es otra característica de por qué son contraparte.

Hay pocas noticias del agujero blanco y muchas del agujero negro

Constantemente los científicos están evaluando todo lo que sucede alrededor de los agujeros negros. En comparación con décadas atrás, ahora se tiene información de un montón de eventos que se desarrollan a su alrededor.

Pero sobre lo que ocurre en su centro, dentro del agujero negro mismo, es lo que sigue siendo un gran misterio. Y es precisamente donde se teoriza que yace un agujero blanco. Es por esto que vemos poca información sobre ellos. ¿Será un túnel hacia otra dimensión?

El día que sean confirmados, quizás no solo haya premio Nobel (probablemente), sino que además estaríamos ante la confirmación de un evento que, por ahora, desafía algunas leyes de la física. Los agujeros blancos están constantemente expulsando energía, en lugar de consumiendo, como su conocido hermano gemelo.

El término agujero negro nace para poderle dar un nombre a las ecuaciones de campo gravitatorio de Albert Einstein.

“Al realizar las operaciones matemáticas de las ecuaciones que planteó Einstein da como resultado un agujero blanco. Pero todavía no conocemos ningún proceso físico que de lugar a que se genere un agujero blanco”, dijo Edward Larrañaga, profesor del Observatorio Astronómico Nacional de Colombia, según BBC.

Por lo tanto, ya que no hay un proceso físico conocido que sea capaz de generarlos, descubrir la existencia de uno sería confirmar que hay escenarios hasta ahora considerados imposibles; como por ejemplo una gravedad que haga que las cosas caigan hacia arriba o, quizás, un tiempo que haga su recorrido en reversa.

Pero descubrirlos respondería lo que ocurre dentro de un agujero negro enlazando así uno de los mayores misterios de nuestra existencia.

Si la teoría se lleva a una explicación sencilla, “se podría ingresar al agujero negro, atravesar el agujero de gusano y salir por el agujero blanco. Pero físicamente las condiciones ahí dentro son tan extremas, la gravedad es tan fuerte que uno terminaría aplastado antes de cruzar el agujero de gusano”, dijo el profesor Larrañaga.

Tags

Lo Último


Te recomendamos