Espacio

El espacio apesta según los astronautas de la NASA: ¿Cómo es posible que capten el olor sin no se pueden quitar el casco en una caminata?

El testimonio de astronautas de la NASA que han estado en la Estación Espacial Internacional describe el olor que tiene las afueras de nuestro planeta.

Más de 250 astronautas han tenido la fortuna de viajar hacia la Estación Espacial Internacional de la NASA (ISS por sus siglas en inglés). El trayecto, la estadía y el regreso son majestuosos ya que estas personas terminan formando parte de un grupo exclusivo que logra ver la Tierra desde su órbita.

Las fotografías que se toman desde la perspectiva de la ISS son sorprendentes y la descripción de los astronautas que viven esta experiencia es que el escenario te deja sin aliento. Y aunque cada uno que viaja lo hace con una finalidad científica específica, eso no quita que no pueda contar lo que vivió más allá de la investigación o experimento que haya ido a realizar.

En el medio de sus relatos hay un detalle realmente curioso. Los astronautas dicen que el espacio apesta.

Y no, no están hablando metafóricamente sobre la experiencia de estar en el espacio. Literalmente señalan que en el espacio hay mal olor. ¿A qué huele? Nos preguntamos de inmediato. ¿Cómo hicieron para hacer uso del olfato en los exteriores durante una caminata espacial, si afuera no se pueden quitar los cascos? Nos cuestionamos después.

La respuesta sobre el cómo es lógica. Mientras que lo que dicen del olor es realmente revelador. Aunque todo este embrollo, quizás, merezca un estudio adicional para determinar el olor definitivo del espacio.

¿A qué huele el espacio?

La lógica de saber el olor del espacio se revela cuando los astronautas ingresan a la ISS después de una caminata por los exteriores. Diferentes sustancias se pegan a sus trajes y eso es precisamente lo que detecta su olfato.

De acuerdo con una reseña que realiza Slash Gear, los astronautas describen de manera diferente la cantidad de olores que pueden captar cuando ingresan a la nave y se quitan el traje. “Metal quemado, pastillas de freno, pólvora, galletas de almendras quemadas, una barbacoa y hasta una carrera de Nascar”, publica el medio citado.

“Es como algo que nunca antes había olido , pero nunca lo olvidaré. Lo puedo comparar con humos de soldadura”, sostuvo Kevin Ford, astronauta de la NASA en una entrevista del 2009.

Sin embargo, esto merece un estudio ya que el olor viaja a través del aire y precisamente este elemento no está presente en el espacio. Entonces, habría que analizar con detalle si existe un mecanismo capaz de captar el olor del espacio, cuando el astronauta está afuera.

Tags

Lo Último


Te recomendamos